El año 2018 no ha hecho más que comenzar y ya tenemos un nombre ganador dentro del sector de los robots aspiradores. La gran mayoría de los usuarios interesados por las comodidades de este mundillo se han lanzado a comprar irobot ROOMBA 980. ¿El motivo?, haberse llevado el título del mejor robot aspiradora del año.

Sus mecanismos, sus funciones e incluso su precio conforman una tríada de bondades que tanto desconocidos como expertos en la materia no dudan en alabar. Esta pequeña creación de Roomba es la herramienta perfecta para despreocuparse de limpiar y mantener los suelos del hogar. Su autonomía, sus programaciones… Todo lo que la construye está pensado por y para facilitar la vida del usuario.

Por todo esto, y por mucho más, el 980 se ha podido llevar ese título en un año al que le queda todavía mucho rodaje por delante. Sin embargo, es posible que a muchos usuarios les resulte algo prohibitivo, y es que este sector, aunque cargado de comodidades, sigue manteniendo unos precios que dificultan el acceso a todo el mundo. Por eso, en caso de buscar alternativas, vamos a ayudarte a encontrar el mejor robot aspirador (con permiso de este), que sí pueda estar al alcance de tu bolsillo.

Vamos a coger algunas de las características más destacables del irobot ROOMBA 980, junto con otras recomendables, para que sepas cómo distinguir entre lo mejor del mercado y lo que realmente no vale la pena.

Los rasgos del buen robot aspirador

Antes de perderte por los extensos y casi interminables catálogos, te recomendamos tomar nota de todo lo que te vamos a explicar a continuación. Solo así podrás descartar rápidamente e ir reduciendo el espectro a aquellos que realmente te puedan ser de interés.

Capacidad de succión

Las pelusas, los pelos, las partículas de polvo… Todo lo que ensucie nuestro suelo ha de ser recogido con el menor número de pasadas posibles. La capacidad succionadora del robot es muy importante para determinar su calidad. Piensa que también es posible que tengas alfombras o moquetas, donde es todavía más fácil extraer toda esta suciedad. Por eso, busca algo que tenga un elevado número de Pascales (Pa) en cuanto a potencia y, a ser posible, que su ruido sea inversamente proporcional. Mientras menor sea el número de decibelios (dB), mejor.

Autonomía

Por lo general, la autonomía de un robot aspirador es de unas dos horas, con unos tiempos de carga que se mueven entre las 2 y las 6 horas. Ten muy en cuenta ambos campos y no te dejes llevar por aquellos que tengan mayor duración. Aunque no lo parezca, aquí más no es mejor, y es que determinados modelos llevan a cabo tantos procesos en su interior que su tiempo de funcionamiento se ve afectado, pero a cambio ofrecen una limpieza mucho mejor.

Cepillos y mopa

Para conseguir una buena limpieza, es fundamental que se tenga un buen sistema de cepillos y que estos estén bien colocados. Son los que se encargan de retener toda la suciedad para ser posteriormente aspirada. Además, hay modelos que incluyen la opción de colocar mopas u otros sistemas que ayudan no solo a quitar el polvo y demás restos, sino también a limpiar el suelo para dejarlo prácticamente como nuevo. Búscalos siempre.

Depósito y mantenimiento

Una media adecuada para un robot aspirador es de los 0,3 litros para el depósito de almacenamiento. Es importante también saber si posee filtros que eviten el levantamiento y esparcimiento del polvo por toda la vivienda durante una sesión de limpieza de suelos y, como recomendación añadida, siempre deben vaciarse tras terminar su trabajo. De lo contrario, puede haber problemas por acumulación excesiva en su interior.

Sensores

En este aspecto, los aparatos más modernos destacan por su capacidad para hacer un mapa de todas las habitaciones de la vivienda. De esta forma, optimizan por completo su recorrido para conseguir una mejor limpieza en el menor tiempo posible. Al contrario de los modelos más básicos, que solo cuentan con infrarrojos para detectar bordes y evitar colisiones, estos garantizan un trabajo mucho mejor a cambio de un esfuerzo menor. La duración de su batería se aprovecha al máximo.

Hay otros aspectos bastante interesantes, como la posibilidad de controlar los robots aspiradores desde el teléfono móvil, buscar aquellos con un diseño eficiente y dimensiones reducidas para colarse mejor por los rincones y otras tantas características. Sin embargo, estos repasados son los más importantes y los que, por supuesto, han hecho que el iRobot ROOMBA 980 haya alcanzado semejante éxito en tan poco tiempo.

Si te estás planteando la compra de uno de estos aparatos, ya sabes todo lo necesario para encontrar lo mejor de lo mejor y poder comparar precios sin problemas.