Sevilla (España), 2 abr (dpa) – Cinco futbolistas del Bayern Múnich tendrán que tener mañana especial cuidado en el estadio del Sevilla si no quieren perderse la vuelta de los cuartos de final de la Liga de Campeones.

Robert Lewandowski, Joshua Kimmich, Corentin Tolisso, Jerome Boateng y Sebastian Rudy están apercibidos y si ven una amarilla no podrán disputar dentro de una semana el partido de vuelta.

Desde la temporada 2014/2015, los jugadores acumulan amarillas desde el inicio de la fase de grupos. Cada tres tarjetas se pierden un partido.

Tras la ronda de cuartos de final se eliminan las cartulinas anteriores y los jugadores entran limpios a las semifinales, salvo aquellos que hayan visto su tercera amarilla en la vuelta de los cuartos. En ese caso, se perderán la ida de las semis.