El Cairo/Damasco, 25 mar (dpa) – Cientos de civiles abandonaron hoy la ciudad de Duma, la última bolsa de resistencia de los rebeldes en Guta Oriental, cerca de la capital siria, Damasco, donde las fuerzas del Gobierno han reconquistado ya el 90 por ciento del territorio, informó el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

Los civiles salieron de Duma amparados por una tregua para desplazarse a áreas bajo control del Ejército sirio, indicó el Observatorio. Se trata de la última evacuación en el éxodo masivo de Guta Oriental, un antiguo feudo rebelde asediado desde hace más de cuatro años por las fuerzas gubernamentales.

Controlada por la facción rebelde Jaish al Islam, Duma ha sido el blanco más castigado por la ofensiva que el Ejército gubernamental y sus aliados lanzaron el pasado 18 de febrero contra Guta Oriental con una oleada de bombardeos que, según el Observatorio Sirio, han causado en la últimas semanas la muerte de más de 1.600 civiles.

Según el Observatorio Sirio, Jaish al Islam entabló negociaciones con el Ejército ruso para lograr un acuerdo definitivo sobre el futuro de Duma. En virtud del acuerdo que se negocia, la Policía militar rusa establecería puestos de control dentro de Duma y las oficinas del Gobierno reanudarían sus labores en la ciudad. Rusia es el principal aliado del presidente sirio, Bashar al Assad.

La facción rebelde se comprometería a poner en libertad a miles de prisioneros a cambio de la evacuación de enfermos en Duma para que reciban tratamiento médico.

Miles de combatientes rebeldes y sus familias abandonaron esta semana Guta Oriental y se trasladaron a áreas bajo control rebelde en el norte de Siria en virtud de acuerdos de evacuación pactados con el Gobierno.

La agencia oficial de anoticias siria SANA informó que un total de 898 personas, incluyendo a rebeldes y sus familiares, serán llevados de la ciudad de Arbin, en Guta Oriental, a la provincia de Idlib, en el noroeste del país, uno de los últimos reducios rebeldes en Siria.

Las evacuaciones han permitiodo a las fuerzas de Al Assad reforzar su control sobre Guta Oriental. La reconquista completa del enclave sería la mayor victoria para el presidente sirio desde diciembre de 2016, cuando sus fuerzas retomaron totalmente el control de la norteña ciudad de Alepo en una ofensiva apoyada por el Ejército ruso.

Entre tanto, el Ejército de Turquía tomó “por completo” el control de la región de Afrin, en el noroeste de Siria, que antes estaba bajo control kurdo, informó a última hora del sábado la agencia estatal Anadolu citando un comunicado del Estado Mayor turco.

Se está ayudando a los civiles a volver a sus hogares de forma segura, añadió Anadolu.

El Ejército turco inició el 20 de enero una operación militar contra la milicia kurda Unidades de Protección Popular (YPG) en la región de Afrin. Turquía considera que las YPG son el brazo sirio del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), al que considera una organización terrorista. La capital de la región, la ciudad de Afrin, ya cayó en manos del Ejército turco el domingo pasado.