Río de Janeiro, 10 feb (dpa) – Un millón y medio de personas se reunieron hoy en las calles del centro de Río de Janeiro para festejar los 100 años de de la comparsa Cordao de Bola Preta (Cuerda de Bola Negra), la más antigua y tradicional de la ciudad.

El desfile del bloco –como se conocen en Brasil a las comparsas- comenzó alrededor de las 10:00 horas (12:00 GMT), con una multitud que cantó el “feliz cumpleaños” para celebrar el centenario de vida de Bola Preta.

Cinco camiones de sonido fueron necesarios para que la multitud, que en su gran mayoría acudió disfrazada, pudiera disfrutar del desfile al ritmo de samba y de marchas carnavalescas tradicionales.

“Bola Preta” es la comparsa más tradicional de la “Ciudad Maravillosa” y su desfile, que tiene lugar en la mañana del sábado de carnaval, inaugura las celebraciones callejeras de la fiesta en Río de Janeiro.

El carnaval fue inaugurado de forma oficial el viernes en la ciudad, después de que el alcalde, Marcelo Crivella, le entregara en un ceremonia las llaves de la ciudad al Rey Momo, personaje mitológico a quien se considera el dueño del carnaval.

Sin embargo, el acto estuvo en duda hasta último minuto, debido a que el alcalde es un ex pastor evangélico que en reiteradas ocasiones ha mostrado su desinterés por el carnaval. Crivella no participó en la ceremonia el año pasado.

Asimismo, el jefe de Gobierno de Río confirmó que tampoco este año estará en el Sambódromo para ver mañana y el lunes los desfiles de las principales escuelas de samba de la ciudad, a las que cortó en noviembre un 50 por ciento del presupuesto municipal para el desfile aduciendo graves problemas financieros.

“Ya cumplí con mi parte y acá termina”, citó a Crivella el periódico “O Globo”, al confirmar que no participará en ningún otro evento relacionado el carnaval este año.

Según datos de Riotur, el organismo responsable del turismo en Río, más de 6,5 millones de personas participarán del carnaval en de la ciudad, entre ellas 1,5 millones de turistas, que se espera gasten 3,5 millones de reales (1,08 millones de dólares). Los hoteles estiman una ocupación del 85 por ciento.

Además de los desfiles en el sambódromo, gran parte de las celebraciones de carnaval se llevarán a cabo en la calle, donde casi 500 “blocos” salen con su música por toda la ciudad.