La Paz, 21 feb (dpa) – Bolivia profundizó hoy su división en las calles, con manifestaciones en pro y en contra de la reelección de Evo Morales, dos años después de un referéndum que rechazó esta posibilidad en los comicios sin fecha del próximo año para gobernar en el período 2020-2025.

Los seguidores del mandatario lo proclamaron hoy como candidato de su partido, el Movimiento Al Socialismo (MAS), en actos públicos en la plaza San Francisco, de La Paz y en la plaza 14 de Septiembre, de Cochabamba.

«La Paz le dice nuevamente sí al presidente Evo. La unidad de todos y todas seguirá transformando (al país)», destacó la presidenta de la Cámara de Diputados, Gabriela Montaño, del gobernante MAS.

En tanto, los opositores bloquearon varias calles y avenidas en las ciudades de Santa Cruz de la Sierra, La Paz y Cochabamba. La Policía intervino varios grupos de bloqueo en las dos primeras ciudades, donde hubo forcejeo entre uniformados y civiles que terminaron con el uso de gas pimienta.

El activista en derechos humanos, Franco Albarracín, hijo del rector de la universidad pública de La Paz y ex Defensor del Pueblo, Waldo Albarracín, resultó herido por un impacto de una granada de gas lacrimógeno.

“La Policía disparó contra mi hijo sabiendo que es mi hijo y además deliberadamente por instrucción del ministro Carlos Romero”, denunció Albarracín, uno de los organizadores de la protesta ciudadana como miembro del Comité Nacional de Defensa de la Democracia (Conade).

La jornada de protesta concluyó con un acto público en una céntrica avenida de La Paz con participación de ciudadanos que llegaron de distintos barrios.

«Esto es Bolivia, no es Venezuela», «Bolivia dijo no», «No es no», eran los estribillos que coreaban los manifestantes portando la bandera boliviana (rojo-amarillo-verde).

El activista político José Antonio Quiroga, otro de los organizadores de la protesta en La Paz, reiteró que proseguirán en las próximas semanas.

«Nuestra movilización va a continuar hasta que Evo Morales le anuncie al país que respetará los resultados del referéndum del 21 de febrero de 2016 y que, en consecuencia, no será candidato», dijo.

Morales ganó en las urnas en 2005, 2009 y 2014. Su primera participación fue en las elecciones de 2002 donde fue superado por Gonzalo Sánchez de Lozada, quien reside en Estados Unidos donde será sometido a juicio desde el próximo 5 de marzo por la muerte de unas 60 personas en octubre de 2003, lo que forzó a su dimisión.

Morales optó por no participar en las movilizaciones callejeras a su favor. En cambio, realizó una visita al municipio paceño de Pucarani y jugó fútbol de sala en Charagua, poblado del Chaco boliviano.

El presidente finalizará su mandato dentro de 22 meses y está habilitado para las elecciones de 2019 para gobernar en el período 2020-2025, porque así lo dispuso el Tribunal Constitucional Plurinacional de Bolivia en noviembre de 2017, a pesar de que esta opción había sido rechazada por un 51,3 por ciento de los ciudadanos en un referéndum celebrado en febrero de 2016.

La sentencia constitucional consideró que debía prevalecer el Pacto de San José de Costa Rica, porque el resultado del referéndum violaba el derecho humano del mandatario a ser nuevamente candidato.