(dpa) – El ministro de Exteriores alemán, Sigmar Gabriel, alertó del peligro que entraña instrumentalizar en política exterior el conflicto interno iraní, en unas declaraciones publicadas en el dominical alemán «Bild am Sonntag».

«Solo podemos advertir del peligro de aprovecharse de la confrontación en la sociedad iraní», declaró el político socialdemócrata con la mirada puesta en las recientes protestas en Irán en las que numerosas personas han resultado muertas y cientos encarcelados.

Al mismo tiempo, el jefe de la diplomacia alemana reclamó «un diálogo claro y serio» con Teherán. Se debe hablar sobre «la problemática influencia iraní en la región y el programa de misiles», indicó. Es urgente mostrar una señal constructiva, afirmó.

De la misma opinión se mostró el presidente francés, Emmanuel Macron, que abogó el jueves en París ante diplomáticos por un diálogo con el objetivo de «limitar a lo estrictamente necesario» el programa de misiles de Irán. El acuerdo alcanzado en 2015 con Teherán para restringir el programa atómico debe ser completado con un acuerdo básico sobre el papel regional de Irán, indicó.