Valencia (España), 5 abr (dpa) – El ex tenista alemán Boris Becker, ex número uno y campeón de seis Grand Slam, admite que el formato de la Copa Davis necesita una revisión, pero pide que no se pierda la esencia del torneo.

“Esta competición tiene 125 años y hay una razón por la que todos los tenistas ‘top’ la han querido ganar alguna vez”, dijo Becker en la ciudad de Valencia, donde España y Alemania se miden a partir de mañana en los cuartos de final.

El alemán se mostró entusiasmado por la sede de la eliminatoria, la plaza de toros de Valencia. “Me parece fantástico jugar en una plaza de toros. El dinero no puede igualar este ambiente. Esta atmósfera, esta pasión… por eso también juegan Rafael Nadal y Alexander Zverev”, indicó sobre los mejores jugadores de la serie.

“Esto es algo único y por eso no me gustaría perder el hecho de que esta competición se dispute con eliminatorias en casa y fuera”.

Tras años de debate, la Federación Internacional de Tenis (ITF) anunció en febrero un plan para modificar la Copa Davis. Si se ratifica el proyecto en agosto, a partir del año que viene se jugaría en un formato de Copa Mundial, con 18 naciones participantes midiéndose en una única semana en noviembre.

Habría fase de grupos y después eliminatorias a partir de cuartos de final. Cada serie consistiría de dos individuales y un dobles al mejor de tres sets.

“La Copa Davis necesita renovarse, necesita un nuevo maquillaje”, admitió Becker, que se alzó con la Ensaladera en dos ocasiones. Pero sus ideas van más por acortar los partidos de cinco a tres sets o por comprimir las eliminatorias en dos días en vez de tres. Con ello, opina, se reduciría el desgaste de los tenistas sin dañar la esencia del torneo.