(dpa) – Separados por una distancia aun más amplia que en la pasada fecha, Barcelona y Real Madrid afrontarán mañana sus respectivos duelos por la vigésima fecha de la Liga española de fútbol en circunstancias más cercanas de lo previsible.

Y es que la derrota del Barcelona el pasado miércoles en la ida de los cuartos de final de la Copa del Rey española frente al Espanyol, la primera de los dirigidos por Ernesto Valverde desde el pasado agosto, aumentó las ganas de triunfo de los azulgrana, que mañana visitan la cancha del imprevisible Betis.

Con 19 puntos menos que el Barcelona (51) y un partido aplazado pendiente de disputar, el Real Madrid (32) recibe al necesitado Deportivo de La Coruña en el Estadio Santiago Bernabéu con el triunfo como única meta posible.

“Vamos a pelear todos los partidos que tenemos desde ahora hasta el final”, afirmó hoy Zinedine Zidane, entrenador del Real Madrid. “El ‘Depor’ no se merece estar donde está en la tabla. Es un muy buen equipo. Vamos a intentar empezar lo mejor posible y jugar con intensidad”, añadió el técnico francés sobre su rival de mañana.

Con 11 derrotas, cuatro victorias y otros tantos empates, los gallegos ocupan la decimoctava posición, la primera en puestos de descenso. Sus 16 puntos no responden, sin embargo, a su juego ni a las ocasiones que acostumbran a generar.

Las cosas no le van mucho mejor últimamente a un Real Madrid que, pese a tener un pie en las semifinales de la Copa del Rey -superó por 1-0 al Leganés en la ida de los cuartos-, no carbura en la Liga.

Los blancos no logran sobreponerse al mal momento del portugués Cristiano Ronaldo ni a la casi permanente ausencia de una BBC que mañana podría reaparecer ante su hinchada.

Recuperado el francés Karim Benzema y sano el galés Gareth Bale, Zidane confirmó hoy la disponibilidad de los tres astros que capitalizaron el juego blanco en el pasado.

El técnico, no obstante, no adelantó si contará con ellos en un once de salida que no tendrá a los lesionados Sergio Ramos y Jesús Vallejo, diagnosticado hoy de “una lesión muscular en el bíceps femoral de su pierna derecha”, según comunicó el Real Madrid.

Además del buen fútbol, los blancos necesitan recuperar la puntería que siempre los había caracterizado y ahora les es esquiva. Y no repetir los errores defensivos que, en la pasada fecha, les costaron una derrota en casa ante el Villarreal en el último suspiro.

Una sólida defensa, precisamente, es lo que el Barcelona presentará ante un Betis capaz de lo mejor y de lo peor. Los dirigidos por Quique Setién son un de los equipos más goleadores de la Liga (33 goles), pero también uno de los que más tantos reciben (36).

Así, los partidos en el Benito Villamarín acostumbran a ser sinónimo de diversión, emoción y alguna que otra bronca de la hinchada local por las debilidades defensivas de los de Quique Setién.

“¿Un 6-6? Me encantaría. Me gusta el fútbol y prefiero un 6-6 que un 0-0. Respeto a los más conservadores, pero creo que hay compromiso con el espectáculo”, afirmó Setién en la previa del choque.

“Casi seguro que somos el equipo más entretenido de la Liga”, añadió el técnico español del Betis, criticado por una parte de la hinchada que preferiría un equipo más fiable.

Los andaluces ocupan el octavo lugar de la tabla con los mismos 27 puntos que Eibar y Getafe y están a cuatro del Villarreal, sexto.
Setién nunca ocultó su admiración por el juego de un Barcelona que, en los últimos choques ligueros, ofreció buenas dosis de espectáculo.

Tras la remontada en la ‘maldita’ cancha de la Real Sociedad en la pasada fecha, los azulgrana cayeron en el derby copero ante el Espanyol en un partido que tuvieron muy a su favor y en el que el argentino Lionel Messi erró un nuevo penal.

“Nuestra priroridad es la Liga. No significa eso que no queramos la Copa, la queremos, pero la Liga es la competición que te marca la temporada”, señaló hoy Valverde.

“El Barcelona es el equipo que más automatizado tiene su juego y, además, tiene al jugador que marca más las diferencias. Todos los entrenadores del mundo buscan la fórmula para ganar al Barcelona, pero en los últimos 20 años ha pasado muy poco”, recordó Setién.

Con casi todos sus hombres disponibles, Valverde buscará cómo derrotar al goleador Betis para mantener el invicto en la Liga y aumentar su ventaja respecto a Atlético de Madrid, que hoy empató 1-1 con el Girona y quedó a ocho puntos de distancia de los azulgrana.

La jornada de domingo de la Liga se abrirá con el Alavés-Leganés y también vivirá un Real Sociedad-Celta. La vigésima fecha, la primera de la segunda vuelta, se cerrará el lunes con el Eibar-Málaga.

Por Noelia Román