Los asturianos son amantes del turismo, disfrutando anualmente no solo de su bonita región, sino también de tantas otras que se encuentran distribuidas por todo el territorio español. Entre todas ellas existe una, emplazada en el noreste de la península que resulta idónea para hacer acto de presencia en ella sea cual sea la época en la que se decida viajar.

Se trata de Baqueira, un pequeño pueblecito del Valle de Arán que tiende a ser conocido principalmente por la disposición de unas magníficas pistas de esquí. Pero lo cierto es que la zona cuenta con muchos atractivos adicionales que son plenamente disfrutables no solo cuando la nieve tiñe de blanco sus espectaculares parajes, sino también en otoño, primavera e incluso verano.

Asturias-Baqueira: trayecto de ocho horas lleno de encanto

Más de 700 kilómetros deben ser recorridos para poner los pies en el idílico emplazamiento del Pirineo catalán. Ciertamente se trata de una distancia considerable, aunque el trayecto que tiene lugar en aproximadamente ocho horas ofrece una serie de encantos que dan pie a que el viaje se disfrute enormemente incluso antes de llegar al destino en cuestión.

Zonas con tanta belleza como Cantabria, Bilbao y Huesca pueden ser visitadas fugazmente conforme tienen lugar las tan necesarias paradas si se opta por un vehículo particular para realizar el desplazamiento. De esta manera la ruta se lleva a cabo de manera mucho más amena y provechosa.

Gozando en invierno de las mejores pistas de esquí

Año tras año se elaboran encuestas entre los esquiadores y snowboarders en las que se plantea qué estación de todas es su preferida, invitándoles a mencionar los motivos. Muchas respuestas hacen referencia a Baqueira Beret. Y no es para menos, puesto que innumerables factores ocasionaron que fuera declarada Centro de Interés Turístico Nacional.

Si prefieres viajar desde Asturias hasta Baqueira en pleno invierno te encontrarás unas pistas repletas de nieve, teniendo a tu entera disposición una inmensa cantidad de kilómetros que pueden ser descendidos a mayor o menor velocidad, en función de tu experiencia y habilidad, mediante tabla de snowboard o esquís.

Las instalaciones son excelentes en todos los sentidos, permitiendo a los amantes de dichos deportes disfrutar al máximo de ellos, aunque no son las únicas actividades que pueden efectuarse en los nevados entornos. Y es que las excursiones con las prácticas raquetas de nieve también son muy habituales, amén de las rutas de senderismo que adicionalmente pueden completarse en caso de presenciarse en Baqueira en otra época del año.

Baqueira también puede ser plenamente disfrutada sin la presencia de nieve

Los kilómetros que separan a Asturias de Baqueira merecen ser recorridos no solo en la época invernal, sino también en el resto de estaciones del año cuyas condiciones climáticas ocasionan la completa desaparición de la nieve. De hecho, tanto viajeros del Principado como de otros rincones de España que también se encuentran a una considerable distancia del Pirineo catalán lo tienen como destino fijo al que acuden regularmente en períodos primaverales, otoñales y veraniegos.

Estos últimos son aprovechados sobre todo por los españoles que desean huir del sofocante calor que se da cita en gran parte del territorio, refugiándose en una zona cuya temperatura en verano es verdaderamente agradable. Entre las actividades realizables se encuentra la mencionada con anterioridad. Son diversos los trayectos de senderismo que se pueden llevar a cabo disfrutando al máximo de la naturaleza, el principal encanto de Baqueira y sus alrededores.

Precisamente por el tipo de actividades y las personas que acostumbran a acudir a la popular zona del Pirineo catalán está considerado como un destino turístico familiar, el cual es idóneo para acudir en compañía no solo de padres, hijos y hermanos, sino también de amigos con los que es posible pasárselo en grande independientemente de la época del año en la que se decida efectuar el desplazamiento desde tierras asturianas.  

Tras completar el largo trayecto es necesario hospedarse en un alojamiento, ya que a diferencia de otros destinos no da pie a disfrutar de él en un solo día regresando a casa en la misma jornada. Afortunadamente los precios son bastante económicos teniendo en cuenta el privilegiado emplazamiento de la zona, convirtiéndose en otro aspecto que invita a afirmar que se trata de un destino ideal sea cual sea la capacidad económica de los viajeros.

A pesar de los innumerables atractivos de los que presume Baqueira lo cierto es que fuera de la época invernal el área permanece durante el resto del año con pocos individuos, aspecto que agradecen principalmente los habitantes de Asturias, tales como aquellos que residen en grandes ciudades como Gijón y Oviedo. Y es que acudiendo a un lugar de ensueño de este calibre tienen la posibilidad de desconectar del mundanal ruido y del ajetreo propio de las urbes gozando de la naturaleza en estado puro bajo una relajante sensación de tranquilidad.