Tel Aviv/Damasco/Teherán, 10 feb (dpa) – Un avión de combate israelí se estrelló hoy cerca de la frontera con Siria, después de haber sido derribado por la defensa antiaérea siria según las primeras investigaciones, informó un portavoz militar en Tel Aviv.

La agencia estatal de noticias siria Sana aseguró que la defensa antiaérea incluso había alcanzado más que un avión de combate israelí.

El avión había realizado ataques aéreos en Siria y fue abatido por los sistemas de defensa aérea sirios, dijo a dpa el portavoz militar israelí Jonathan Conricus. Anteriormente, el Ejército israelí había declarado que la hipótesis de un derribo era poco probable.

El aparato cayó en territorio israelí. Los dos pilotos lograron eyectarse a tiempo pero uno de ellos resultó herido de gravedad.

Previamente, aviones de combate israelíes habían bombardeado en la provincia de Homs, en el centro de Siria, la base aérea T4, de gran importancia para el Ejército sirio y sus aliados. Tres combatientes leales al Gobierno en Damasco habrían muerto en el ataque. Los aviones también habrían destruido un depósito de municiones.

El Ejército israelí dijo haber atacado también objetivos al sur de la capital siria. La Fuerza Aérea israelí indicó que sus ataques fueron una respuesta a un dron “iraní” que habría cruzado la frontera y que habría sido derribado. Los aviones habrían bombardeado 12 objetivos, entre ellos también “objetivos iraníes” y la defensa antiaérea siria.

“Iran está arrastrando a la región a una aventura y no se sabe cómo va a terminar esto. Esta es una grave violación de la soberanía de Israel por parte de Irán”, afirmó el Ejército israelí citado por la página web “Ynet news”.

Sin embargo, Irán aseguró a través de su Ministerio de Exteriores que no tiene drones en Siria ni tampoco estaba implicado en el derribo del avión de combate israelí.

“Esas acusaciones de los sionistas son tan ridículas que ni siquiera responderemos”, dijo el portavoz de Exteriores, Bahram Ghassemi, que calificó de “mentiras” las alegaciones de Israel sobre una presunta implicación del país persa.

Irán sólo actúa como asesor militar en Siria, añadió el portavoz en un comunicado de prensa. Teherán es uno de los principales aliados del presidente sirio, Bashar al Assad. Aunque sólo reconoce oficialmente el envío de asesores, es un secreto a voces la presencia de fuerzas sobre el terreno.

Precisamente el general iraní Qassem Sulaimani había negado poco antes la entrada de un dron iraní en el espacio aéreo de Israel.

La supuesta injerencia de ese dron en territorio israelí fue el motivo con el que Israel justificó un ataque esta mañana contra varios objetivos en Siria, entre ellos iraníes.

En los últimos meses, Israel ha atacado una y otra vez objetivos en Siria. El pasado miércoles fue atacado un centro de investigación militar cerca de Damasco. Los observadores creen que la mayoría de los ataques israelíes se dirigen contra la milicia chiita libanesa Hizbolá, que en la guerra civil siria apoya al Gobierno en Damasco.

En otro incidente relacionado con la guerra en Siria, un helicóptero turco se estrelló durante una operación militar contra combatientes kurdos en la región de Afrin, en el noroeste del país, y los dos tripulantes murieron, informó el Ejército de Turquía.

Las Fuerzas Armadas turcas habían informado inicialmente que el helicóptero había sido derribado pero el primer ministro Binali Yildirim dijo más tarde que todavía no está claro qué había causado la caída del aparato.

Un portavoz de las Unidades de Protección Popular (YPG) aseguró que esta milicia kurda había derribado el helicóptero. Sería la primera vez que un helicóptero turco ha sido derribado desde que comenzó la operación turca en la región hace tres semanas.

Las tropas turcas y sus aliados sirios luchan en la región de Afrin contra las YPG, milicia catalogada como terrorista en Turquía por sus vínculos con el proscrito Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

Por Jan Kuhlmann (dpa)