Los servicios nocturnos de autobús –los búhos-, que presta el Consorcio de Transportes de Asturias (CTA) sumaron en 2017 un total de 152.110 usuarios, lo que representa un importante incremento respecto los 140.432 del año anterior.

En 2017 las líneas regulares nocturnas búho más utilizadas fueron:

– Riaño (Villa) – Pola de Laviana, con 27.409 usuarios.

– Oviedo – Gijón, con 24.619 usuarios.

– Piedras Blancas – Avilés – Corvera, con 20.382 usuarios.

– Gijón – Avilés, con 16.734 usuarios.

– Oviedo – Pola de Siero, con 14.129 usuarios.

– Oviedo – Avilés, con 13.371 usuarios.

Del mismo modo, cada año se establecen servicios búho especiales que coinciden con fiestas como las pasadas navidades. En este sentido, destacan los 3.778 usuarios de la línea Avilés-Luanco durante varios eventos de 2017, así como los 1.953 usuarios de la línea Llanes-Naves en la festividad de Santa Ana, o los 1.494 entre Oviedo-Luanco en San Mateo, Carnavales y festividad de Luanco.

En 2017 el Gobierno de Asturias puso en marcha también un nuevo búho entre Oviedo y Grado, que en las principales festividades de ambas localidades fue utilizado por 661 usuarios.

Estos servicios de transporte contribuyen a reducir la siniestralidad vial, además de dar un servicio continuado a la movilidad en el área central y en otras zonas del Principado en fiestas concretas. Están destinados al conjunto de la población, que los utiliza mayoritariamente para sus desplazamientos por motivos de ocio, si bien se caracterizan por ser empleados mayoritariamente por la población joven.

Con el objetivo de promocionar el transporte público colectivo, estos servicios de transporte nocturno pueden utilizarse con el billete único o con dinero en metálico