(dpa) – Mediatizados por los cuartos de final de la Copa del Rey española, Atlético de Madrid y Valencia tropezaron hoy en sus respectivos duelos de la Liga y concedieron al Barcelona la posibilidad de poner más tierra de por medio mañana.

Preocupado por su incierta eliminatoria copera ante el Sevilla, el Atlético se despistó en exceso ante el ordenado y respondón Girona y sumó un inesperado empate 1-1 en casa.

Más tarde, el Valencia no aprovechó el traspié de los rojiblancos y, lejos de atraparlos en la clasificación, cayó por 2-1 en la cancha del colista Las Palmas tras jugar con diez hombres 40 minutos y con nueve los últimos tres.

La primera victoria de los canarios en Liga desde que Paco Jémez asumió el mando dejó al Valencia en la tercera posición con 40 puntos, tres menos de los que cuenta el Atlético, segundo con 43.

En un choque en el que los rojiblancos dominaron mayoritariamente, el gol del español Portu en el minuto 73 de juego colocó a los dirigidos por el argentino Diego Simeone a ocho puntos del líder Barcelona (51), que mañana podría ampliar su ventaja a once, si se impone en su visita al imprevisible Betis.

«Me parece que hicimos buen partido, que teníamos controlado el juego y llegó el gol de nuevo en una situación complicada. Creo que son episodios que pasan en el juego y a veces son favorables y otras desfavorables, yo me quedo con la sensación del partido de que jugamos bien», resumió Simeone el choque por la vigésima fecha.

«Nos quedamos con la sensación de que se nos escapan dos puntos», asumió, en cualquier caso, el técnico argentino.

Y es que los rojiblancos ya contaban como suyos los tres puntos, después que el francés Antoine Griezmann adelantara al Atlético en el 34′ en una buena jugada, mientras al Girona le costaba acercarse con peligro al área local.

«El partido fue muy bien jugado, tuvimos controlado al rival, que es un contrario peligroso y te lleva a jugar de una manera incómoda. El gol le dio la opción de empatar y también de ganar en base a nuestra desesperación», analizó Simeone.

Lo cierto es que, en los 20 minutos finales del primer choque de la segunda vuelta del campeonato, el técnico rojiblanco cambió demasiado pronto al hispano-brasileño Diego Costa -con molestias, según el técnico- y a Griezmann, el Girona revivió y el Atlético firmó un mal final de partido que le costó dos puntos.

Los dos delanteros habían sido protagonistas en el gol rojiblanco, una jugada en la que Costa cabeceó un gran pase de Thomas para que Griezmann, en el centro del área, rematara a placer con la izquierda.

En la segunda parte y tras los cambios, el Girona se sacudió el dominio inicial del Atlético al aprovechar una jugada embarullada en el área rojiblanca para empatar.

Bernardo aprovechó un mal despeje de Koke para poner el balón en la espalda de los centrales del Atlético y el oportunista Portu lo desvió al fondo de la red ante el impotente Jan Oblak.

Con su segundo tropiezo de la semana, el Atlético confirmó que al buen juego que apuntó con la llegada de Costa le falta aún regularidad, aunque su entrenador sostenga que los suyos acuden a Sevilla, en busca de la remontada para acceder a semifinales -en la ida de cuartos cayeron por 2-1-, «en el mejor momento».

Más tarde, el Valencia vio truncada su buena racha, pese al tempranero gol del español Santi Mina (5′). Necesitado de puntos y de una victoria para iniciar el despegue en la segunda vuelta, el colista Las Palmas volteó el choque por medio de Jonathan Viera (20′) y del argentino Jonathan Calleri, que anotó de penal en el 53′.

La pena máxima le costó el triunfo al Valencia y también la expulsión del brasileño Gabriel Paulista, que vio la segunda amarilla y la consiguiente roja por la mano dentro del área. En el 87′ también fue expulsado el portugués Rubén Vezo por doble amarilla.

Pese a que el Valencia no renunció al ataque ni siquiera en inferioridad y Marcelino buscó el empate con sus cambios, el Las Palmas sumó los tres puntos que le permitieron abandonar provisionalmente el farolillo rojo que ahora ocupa el Málaga.

«Hubo un partido 11 contra 11 y otro 11 contra 10. La expulsión lo cambió todo; ahí sí nos costó mucho y el Las Palmas fue superior», analizó Marcelino.

En los otros dos duelos disputados hoy, el Sevilla tiró de máxima eficacia para imponerse por 3-0 en la cancha del Espanyol con goles del argentino Franco Vázquez (15′), del español Pablo Sarabia (34′) y del colombiano Luis Muriel (90′).

Con la primera victoria en Liga desde que el italiano Vincenzo Montella asumió el mando del banco, los andaluces igualaron los 32 puntos del Real Madrid.

Los blancos, que mañana reciben al Deportivo de La Coruña y aún tienen un partido aplazado pendiente de disputar, cayeron provisionalmente a la quinta posición tras la victoria hoy del Villarreal sobre el Levante por 2-1.

Los dirigidos por Javi Calleja se llevaron el duelo regional con un gol de penal de Manu Trigueros (26′) y otro del ruso Denis Cheryshev (50′). Para el Levante anotó también de penal Roger en el 94′.

Por Noelia Román