(dpa) – El piloto español Fernando Alonso correrá este fin de semana por primera vez las 24 horas de Daytona, una tradicional carrera de resistencia que le servirá como laboratorio de pruebas con vistas a su principal objetivo: las 24 horas de Le Mans.

Daytona es una de las competencias más importantes del automovilismo norteamericano, es el primer gran evento del año en este deporte y sirve como gran previa de las 500 millas, carrera disputada en febrero en el mismo circuito en Florida, en el sureste de los Estados Unidos.

“Creo que es una de las carreras icónicas en las que cualquier piloto quiere participar una vez en su vida. (Estoy) preparado para divertirme y recibir algunos consejos de como pilotar un prototipo de resistencia”, declaró este miércoles al sitio Motorsport.com el piloto español.

Para Alonso, Daytona será un escalón rumbo a su “sueño” como piloto de coches: conseguir la “Triple Corona” del automovilismo, con triunfos en el Gran Premio de Mónaco -donde ya ganó dos veces-, en las 500 millas de Indianápolis y en las 24 horas de LeMans.

“Es una de mis ambiciones, un logro que solo ha conseguido un piloto en la historia del automovilismo: Graham Hill. Es todo un desafío, un duro reto, pero estoy dispuesto a intentarlo. No sé cuándo voy a correr en Le Mans, pero intentaré hacerlo algún día. Solo tengo 35 años… tengo mucho tiempo para eso”, señaló Alonso cuando anunció que competiria en Indianápolis a mediados de 2017.

El ibérico incursionó y falló en su primer intento en Indianápolis el año pasado, pues debió retirarse en la vuelta 179 por un fallo en el motor de su McLaren a pesar de haber partido quinto e incluso ser líder en un momento de la carrera.

Sin embargo, el dos veces campeón de la Fórmula 1 mantiene su idea de explorar nuevas categorías. Alonso cree que Daytona le permitirá prepararse mejor para las 24 horas de Le Mans, que se corren en junio. “Parte de esta ventura es para preparar Le Mans de una mejor manera”, declaró.

“(Daytona) no es parte de la ‘triple corona’, pero como he dicho siempre mi aspiración es ser un conductor completo y esta experiencia me ayudará en mi preparación para cualquier otra en la que quizá participe”, precisó Alonso cuando confirmó su participación en dicha carrera.

“No sé cuándo correré Le Mans, pero la falta de carreras de resistencia es un hándicap ahora mismo. Daytona será la preparación perfecta para Le Mans. Si algún día vuelvo a correr en Indy, tendré diferentes conocimientos y estaré mejor preparado”, manifestó.

Alonso se enfrentará a dificultades diferentes incluso a las de Indianápolis. La resistencia, las rotaciones de pilotos, las horas nocturnas en el circuito, y la coordinación con el equipo en el pit lane, así como los rivales, unos 30 automóviles más que en una carrera normal de F1, son algunas de las novedades que el “novato” español tendrá que superar.

En el equipo de Alonso, United Autosport, donde compartirá un modelo Ligier JS P217 con Phil Hanson y Lando Norris, también novatos, pocos cree que sean candidatos ni mucho menos a llevarse el triunfo.

“Siendo sinceros con nosotros y con los fans, creo que no estamos entre los favoritos, pero todo puede pasar, iremos a por todo”, declaró Alonso. “Queremos terminar entre los mejores cinco al final de la carrera, será larga y difícil porque hay mucha calidad y la mayoría de los equipos tiene experiencia que podría ayudarlos”, señaló por su parte Zak Brown, dueño de United Autosport y jefe de McLaren.

A lo largo de unos 5.800 kilómetros y 12 curvas, el circuito de Daytona ha recibido desde 1962 la competencia, aunque no siempre en su versión de 24 horas. Porsche el más exitoso con 22 conquistas, aunque la marca no se corona desde 2003 con un automóvil propio. Lejos, Ford (6) y Ferrari (5) completan el podio histórico.

Alonso iniciará su aventura en Daytona hoy, cuando se lleven a cabo las primeras prácticas y la clasificación. El viernes habrá tiempo para una práctica más y el sábado por la tarde (local) iniciará la maratónica carrera, que culminará el domingo.

Por Manuel González Vargas