(dpa) – Alemania comenzará a dotar con cámaras de vigilancia corporales a sus agentes de policía a partir de mediados de enero, informó ayer el portavoz de la Policía, Gero von Vegesack.

Unidades de la Policía Federal en Berlín serán las primeras en recibir la tecnología que posteriormente será también suministrada de forma gradual en el resto del país, explicó. En total, está previsto que se repartan 2.300 dispositivos.

Desde hace tiempo, el sindicato de Policía GdP venía solicitando la dotación de los agentes con cámaras de seguridad corporales, debido al incremento de agresiones que sufren éstos en su trabajo diario.

Durante los recientes festejos de fin de año, numerosos policías fueron atacados con petardos, piedras y botellas en la ciudad de Leipzig, en este del país, en unos incidentes que se saldaron con varias detenciones y la condena unánime de las agresiones por parte de la clase política.