Madrid, 28 feb (dpa) – Al menos una persona murió hoy en España a causa de un intenso temporal de nieve, que dejó varias carreteras cortadas y obligó a suspender clases e incluso un acto del presidente del Gobierno, el conservador Mariano Rajoy.

La víctima es un hombre de 65 años que se resbaló por la nieve y se golpeó la cabeza en la localidad vasca de Galdakao, según confirmaron fuentes del Departamento de Seguridad del País Vasco.

Además, otras dos personas murieron en un choque entre dos vehículos en una vía afectada por la nieve en la región de Aragón. Según informaron a dpa fuentes de Emergencias, el siniestro se produjo “probablemente” por las malas condiciones de las carretera, aunque de momento no se han confirmado las causas de forma oficial.

Las nevadas que cubrieron de blanco el norte de España desde el martes provocaron también el cierre temporal del aeropuerto de Bilbao para limpiar las pistas hasta su reapertura poco antes del mediodía, anunció el ente gestor de los aeropuertos AENA.

En el archipiélago de Canarias, por otra parte, se cancelaron y desviaron varios vuelos por fuertes vientos.

El temporal de nieve y frío en buena parte de Europa complicó la circulación en cientos de carreteras en la mitad norte de la península Ibérica y obligó a cerrar una veintena, según los datos de la Dirección General de Tráfico (DGT).

También el servicio ferroviario resultó afectado, con retrasos y retenciones en trayectos entre Madrid y el norte del país.

El frío adiós a febrero puso en alerta a 40 provincias de 14 comunidades autónomas de España por bajas temperaturas, riesgo de aludes e intenso oleaje. Las fotos de ciudades y carreteras cubiertas de blanco convirtieron la etiqueta “#nieve” en una de las más usadas en la red social Twitter de España.

La situación obligó a suspender las clases en parte de Cataluña, una de las regiones donde se registraron las nevadas más intensas, así como un acto de la Guardia Civil en la ciudad de Logroño al que asistirían Rajoy y su ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido.