Haber entrado en alguna lista de morosos por incumplir pagos de créditos en el pasado no tiene por qué impedirte pedir créditos rápidos en la actualidad, debido a que en los últimos años han proliferado muchas entidades privadas que no toman en cuenta tu información crediticia de impagos a la hora de realizar algún préstamo.

Como bien sabes, las políticas de las bancas tradicionales imposibilitan la adjudicación de préstamos a personas que por cualquier motivo ingresaron a las listas de morosos, como ASNEF  o RAI, debido a que son considerados clientes de riesgo. Es decir, los bancos utilizan tu historial de crédito negativo para rechazar nuevos créditos, asumiendo que no podrás pagar este nuevo préstamo.

Por eso y antes de pedir un crédito en una entidad financiera tradicional debes asegurarte de que las cuotas de pago son accesibles y puedes cubrir todas las exigencias del banco, ya que quedarás fichado casi de por vida.

¿Qué es ASNEF?

Muchas personas que integran la lista de morosos desconocen que se encuentran incluidas, ya que en la mayoría de los casos no son notificadas. Sin embargo, si eres una persona que en algún momento incumplió con el pago de un préstamo, lo más probable es que la entidad bancaria te haya incluido.

La lista de morosos más famosa es ASNEF, palabra que proviene de Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito. La misma fue creada en los años 50 y desde entonces ha servido como apoyo para las entidades bancarias en el tema de concesión de préstamos.

Debes saber que no solo las personas ingresan a esta lista de impagos, también las empresas pueden estar en listas de deudores. Además no solo entras al fichero por ser moroso con una entidad financiera, sino también al deberle dinero a compañías telefónicas y operadores de servicios tales como el gas, agua o electricidad.

Existen varias maneras de salir de la lista, siendo la mejor opción ponerte al día con el dinero que tengas que devolver al banco.

Después de hacer esto, la entidad financiera informará a la asociación y desechará tus datos del fichero. Además, puedes contactar directamente a la asociación y pedir que te eliminen de la lista de morosos cuando ya hayas saldado la deuda o la fecha de impago fue hace más de seis años.

ASNEF no es la única herramienta que tienen las entidades bancarias para saber si tienes que realizar algún pago pendiente, también puedes estar en el Registro de Aceptaciones Impagadas (RAI) y tu información se puede verificar en la Central de Información de Riesgos del Banco de España (CIRBE).

Ahora pedir créditos con ASNEF es posible

Si estás buscando obtener un microcrédito pero sientes temor a que te rechacen la solicitud de crédito por estar en la lista ASNEF, no te preocupes más porque ahora puedes hacerlo a través de la banca online y del comparador de referencia en créditos rápidos WannaCash.es.

Esta modalidad se ha hecho famosa en los últimos años con el desarrollo tecnológico y la ayuda de Internet, así que pedir préstamos con asnef puede ser más fácil de lo que te imaginas, solo debes estar atento al seleccionar la empresa que te otorgará el préstamo, porque muchas páginas son un fraude. Las empresas prestamistas serias otorgan créditos rápidos de hasta 300 euros sin importar que te encuentres en ASNEF y los requisitos que solicitan son mínimos.

  • En primer lugar debes ser mayor de edad y tener un número de cuenta dónde te depositarán el dinero.
  • Debes residir en España y dependiendo de la modalidad del crédito debes demostrar que tienes algún ingreso fijo, así sea una ayuda que recibas.

Estas páginas no requieren que expliques para qué vas a utilizar el dinero, solo que rellenes una solicitud de datos personales e indiques cuánto dinero necesitas y en qué tiempo lo vas a devolver. Por lo general, las comisiones que debes pagar son parecidas a las que te impone una entidad financiera tradicional, pero la ventaja es que el proceso es más sencillo y no importa que estés en ASNEF.

Si necesitas un microcrédito pero tienes un historial como deudor, decidirte por este tipo de entidades es tu mejor opción. Sin tener que pasar por un tedioso papeleo y en pocos minutos recibirás el dinero que necesitas en tu cuenta bancaria, y lo mejor es que tú eliges en cuánto tiempo pagar el dinero.

No caigas en trampas

Siempre hay personas buscando aprovecharse de la necesidad ajena, por eso aquí te damos varias claves para que no te dejes embaucar. Antes de proporcionar tu información bancaria a una supuesta empresa de microcréditos, debes fijarte en que te encuentres en una página HTTPS, es decir, una página segura, además debe aparecer un candado que la barra del navegador lo que garantiza una conexión cifrada.

De igual forma, antes de solicitar el préstamo no puedes aceptar pagar ningún tipo de adelanto como forma de “garantía”, porque posiblemente pierdas ese dinero y nunca te den el crédito que necesitas.