(dpa) – Casi 30 años después de que el Muro de Berlín fuera derribado por el clamor popular de los alemanes orientales, un aficionado a la historia parece haber descubierto una sección hasta ahora desconocida de unos 80 metros de la muralla que encarnó el símbolo de la división de Alemania durante la Guerra Fría.

El tramo del muro en un área boscosa es “la última pieza existente de la original”, dijo a dpa Christian Bormann, un hombre de 37 años que ha pasado gran parte de su vida investigando y explorando en su vecindad de Pankow, en el este de Berlín.

Bormann contó que el descubrimiento lo hizo hace 18 años, cerca de una década después de que la fea barrera de cemento fuera removida tras la implosión del comunismo en Alemania Oriental.

Dijo que que no había informado a las autoridades hasta esta semana porque ahora temía que el tiempo dañase la construcción. Las autoridades reaccionaron incrédulas en un comienzo porque creían que los más de mil fragmentos del muro habían sido documentados al detalle.

Gesine Beutin, una portavoz del monumento oficial del Muro de Berlín, indicó que su organización “estima” que Bormann efectivamente descubrió una parte de la antigua frontera entre Alemania Este y Oeste, que únicamente en Berlín se extendió por 44 kilómetros.

Beutin aclaró, sin embargo, que la organización no puede asegurar cabalmente que se trate de una parte del muro hasta que examinar la estructura.

En caso de que las autoridades consideren que se trata de una parte original de lo que el régimen de la República Democrática Alemana calificó de barrera de protección antifascista, se trataría de “un momento histórico”, recalcó la portavoz. Agregó que entonces debería ser protegida.