Nueva York, 29 mar (dpa) – Más de 16 años después de los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001, familiares de las víctimas consiguieron una victoria judicial que podría permitirles demandar por daños y perjuicios a Arabia Saudí.

Una corte de Nueva York admitió a trámite el miércoles una demanda de numerosos familiares y ordenó comenzar con la fase de pruebas, indica la decisión, fundamentada en 41 páginas.

Los demandantes acusan al país del Golfo de haber apoyado el surgimiento de la organización terrorista Al Qaeda. El grupo pudo cometer los atentados porque “tenía el apoyo financiero y operativo” de organizaciones que eran controladas de forma directa por el Estado saudí, alegan.

El juez George Daniels rechazó el pedido saudí de bloquear el juicio. Poco antes el Congreso estadounidense había aprobado, especialmente para este caso, una ley que permite demandas civiles contra países aliados. En el proceso que se abre ahora se analizará sin embargo si Arabia Saudí goza de inmunidad por algún otro motivo.

El 11 de septiembre de 2001 un grupo de terroristas islamistas secuestraron varios aviones y estrellaron dos contra las Torres Gemelas del World Trade Center en Nueva York, donde murieron unas 3.000 personas. Del grupo de 19 atacantes, 15 eran saudíes. Un grupo de familiares de las víctimas intenta desde hace años conseguir compensaciones económicas mediante procesos judiciales a los presuntos ideólogos de los peores atentados terroristas en suelo estadounidense.