ACNUR destaca el problema de desplazamientos internos en Honduras

273

Tegucigalpa, 2 mar (dpa) – La alta comisionada adjunta de las Naciones Unidas para los Refugiados, Kelly Clements, dijo durante su visita en Honduras el jueves que en el mundo hay aproximadamente 70 millones de desplazados.

“Actualmente tenemos 70 millones de desplazados y el principal lugar es Siria, adonde hay más o menos 5 millones de refugiados, pero también tenemos como 7 millones de personas desplazadas internamente en el país”, expresó en conferencia de prensa.

La funcionaria dijo que la situación mundial de los refugiados y el desplazamiento forzado es algo de gran preocupación para el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

Respecto de Honduras, dijo que ha visto que existe un problema de desplazados internos, por lo que en años anteriores se estableció una comisión para abordar el tema.

“Durante mi viaje conocimos comunidades impactadas por la red de maras y pandillas y las personas viven muchas dificultades en cuanto a poder moverse libremente y buscar ayuda», relató.

“Hemos visto en Honduras que los niños se ven bastante afectados por el reclutamiento forzoso, lo que no les permite ir a la escuela y muchos maestros son amenazados en diferentes escuelas y hay muchas preocupaciones y elementos de la comunidad que se ven impactados por la crisis que vive Honduras”, puntualizó.

Clements arribó a Honduras el miércoles 28 de febrero, luego de visitar México y Guatemala, con el propósito de analizar los desplazamientos en la región.

A su criterio esa situación mundial tiene un gran impacto y requiere que la comunidad internacional trabaje conjuntamente para poder brindar mayor apoyo humanitario a esas naciones.

También mencionó la gran crisis que existe en la República Democrática del Congo, donde hay refugiados huyendo a Uganda y a otros países vecinos, así como el caso de Venezuela. ACNUR se enfoca en ayudar a los países vecinos en todo lo que puedan hacer para apoyar a los venezolanos que requieran asistencia humanitaria.

“Exhortamos a los países a que mantengan sus fronteras abiertas y tratamos de apoyar en general en toda forma que nos sea posible”, apuntó.

En el caso de Centroamérica y México, mencionó que en los pasados dos años se ha entrado en una crisis en la que la gente requiere protección internacional.

“Las personas se van del país debido al crimen organizado, a la violencia de las maras y pandillas y también por otras razones que requieren que los gobiernos continúen abriendo sus fronteras y fortalezcan los sistemas de asilo.

Durante su visita a Honduras, Clements se reunió con autoridades gubernamentales, funcionarios del sistema de Naciones Unidas, socios y miembros de las comunidades afectadas.