Madrid/Barcelona, 17 mar (dpa) – El entrenador del Real Madrid, Zinedine Zidane, confesó hoy que habría preferido evitar a la Juventus de Turín en los cuartos de final de la Liga de Campeones europea y predijo una eliminatoria “complicada y difícil” frente a los italianos.

“Al haber pasado cinco años importantes allí, cada vez que juego contra la Juve es una emoción. Me hubiese gustado evitarlo por muchas cosas, pero el sorteo nos ha llevado allí y yo me concentraré para esa cita y trataré de dejar de lado todo lo que viví allí”, afirmó Zidane preguntado por la suerte que le deparó el sorteo celebrado el viernes en la ciudad suiza de Nyon.

“A la Juve la veo fuerte como el año pasado, competitiva como siempre, y será una eliminatoria complicada, difícil, al 50 por ciento”, añadió el técnico francés de los blancos.

El primer choque entre los dos finalistas de la pasada temporada, cuando el Real Madrid conquistó su segunda Champions consecutiva al imponerse a los italianos por 4-1, tendrá lugar el 3 de abril en el Juventus Stadium. La vuelta se disputará en el estadio Santiago Bernabéu el 11 del mismo mes.

Zidane asumió que el primer partido marcará en buena medida la eliminatoria y, preguntado por las supuestas bolas calientes que en los sorteos acostumbraban a regalar al Real Madrid los rivales más asequibles, respondió: “Nunca pensé que hubiese bolas calientes o frías y lo mismo pienso hoy. Nos ha tocado un gran rival, pero, a esta altura de la competición, son todos buenos”.

De idéntica manera se pronunció Ernesto Valverde sobre la Roma, el rival de cuartos que el sorteo le deparó el viernes al Barcelona.

“La Roma es un rival complicadísimo y nunca sabes lo que puede ocurrir”, afirmó el entrenador azulgrana.

“La Roma le ganó 3-0 al Chelsea, que aquí nos lo puso muy complicado a nosotros, y quedó por delante del Atlético con el que nos estamos jugando la Liga; eso da cuenta de sus credenciales”, destacó el preparador español de los catalanes, que se clasificaron para su undécima eliminatoria de cuartos consecutiva en la Champions al eliminar al Chelsea.

Eliminados en cuartos las dos últimas temporadas, los azulgrana chocarán con los italianos el 4 de abril en el Camp Nou y buscarán su pase definitivo a semifinales el 10 del mismo mes en el Estadio Olímpico de Roma.

Cuestionado por los motivos que le llevan a pensar que los dirigidos por Eusebio di Francesco serán un contrincante temible, Valverde enumeró la siguiente retahíla de argumentos: “Por el equipo, por su trayectoria, porque está en cuartos, porque tiene grandes jugadores y a un gran entrenador, y porque tiene a Monchi (el director deportivo), que nos conoce perfectamente, por cómo jugó en Stamford Brigde y porque los respetamos mucho porque son un rival complicadísimo”.