(dpa) – Una operación policial conjunta entre Italia y Alemania contra la ‘Ndrangheta, la poderosa mafia calabresa, se saldó hoy con la detención de cerca de 170 presuntos miembros de la organización, informó hoy la Oficina de Investigación Criminal (BKA) germana.

De acuerdo con el comunicado emitido, en Italia las fuerzas de seguridad arrestaron en Calabria y en otras siete regiones del país a unos 160 presuntos integrantes de esta mafia en el marco de una investigación llevada a cabo contra la estructura del llamado “Clan Farao-Marincola”, el considerado brazo criminal de la ‘Ndrangheta.

Entre los delitos que se le imputan al más de centenar de detenidos en Italia figuran intento de asesinato, extorsión, lavado de dinero, comercio ilegal o quebrantamiento de la ley de armas.

En Alemania, las autoridades detuvieron a once sospechosos, de edades comprendidas entre los 36 y los 61 años, por presuntos delitos de extorsión y de lavado de dinero. Los arrestos tuvieron lugar en los estados de Baden-Württemberg, Baviera, Hesse y Renania del Norte-Westfalia, en el sur y oeste del país.

“Las detenciones constituyen un gran éxito contra la infiltración en nuestra economía. No permitimos que organizaciones criminales como la ‘Ndrangheta utilicen Alemania como lugar de inversión o retirada o que lleven a cabo aquí su negocio criminal”, declaró el ministro del Interior germano, el conservador Thomas de Maizière.

Según el cuerpo de Carabinieri, los miembros de esta organización utilizaban métodos mafiosos para imponer su control entre destacados italianos del mundo económico y comercial e invertían las ganancias de sus negocios de venta de pescado y de vino en el norte de Italia y en Alemania.

En territorio germano, según el BKA, el clan contaba con “células operativas” en las ciudades de Fráncfort, Wiesbaden, Múnich y Stuttgart, desde donde dirigían negocios de venta de vino, de aceite y de productos lácteos.