Ucrania expulsa al ex presidente georgiano Saakashvili a Polonia

0
5

Kiev/Varsovia, 12 feb (dpa) – Ucrania expulsó hoy al ex presidente georgiano Mijail Saakashvili, un adversario del presidente ucraniano Petro Poroshenko, a Polonia, donde ya ha aterrizado, según informaron fuentes de la Policía fronteriza polaca.

Saakashvili, que es apátrida tras haber perdido las nacionalidades georgiana y ucraniana, pudo entrar en Polonia porque está casado con una ciudadana de la Unión Europea (UE), concretamente de Holanda, confirmó la Policía de fronteras polaca, citada por la agencia de noticias PAP de ese país.

El ex presidente se comunicó por teléfono desde Varsovia, informó también desde Kiev David Sakwarelidza, un miembro de su partido, en Facebook.

Saakashvili, de 50 años, había sido detenido en Kiev y desde ahí expulsado al país por el que entró ilegalmente a Ucrania en septiembre pasado, según había informado la Policía ucraniana de fronteras.

Entonces, pudo entrar al país porque sus seguidores tiraron abajo una valla fronteriza. Pero las autoridades no lo expulsaron hasta hoy, tras varios procesos judiciales.

Saakaswili culpó a Poroshenko de su expulsión. “Poroshenko no es un presidente, sólo es un pequeño don nadie traicionero”, señaló. Sus seguidores convocaron numerosas protestas esta noche en Kiev.

El domingo, el propio ex mandatario ya se había referido en declaraciones la emisora georgiana Rustawi-2 a eventuales preparativos de su expulsión a Polonia. También temía ser expulsado a su país de origen, Georgia, donde fue condenado en ausencia recientemente a tres años de cárcel por abuso de poder.

Saakashvili es un duro crítico de Poroshenko, con el que antes mantenía una estrecha amistad. La fiscalía lo acusa de organizar protestas contra el gobierno con ayuda financiera de Viktor Yanukovich, el ex presidente ucraniano que huyó a Rusia en 2014 en el marco de las protestas que derivaron en el cambio de Gobierno y desataron la crisis que desembocó a la guerra que se libra en el este del país.

Saakashvili obtuvo en mayo de 2015 la nacionalidad ucraniana, perdiendo así la georgiana, y Poroshenko lo convirtió en gobernador de Odesa. Pero tras intensos enfrentamientos con la cúpula ucraniana y sus denuncias de corrupción, acabó dimitiendo un año y medio después. En febrero de 2017 registró un partido para participar en las próximas elecciones y hacer frente a Poroshenko.

Éste le retiró la nacionalidad en junio de 2017 aprovechando una estancia en el extranjero, por lo que quedó apátrida.

Al parecer, unidades especiales fuertemente armadas sacaron hoy al ex mandatario de un restaurante situado junto a la central de su partido Movimiento de Nueva Fuerza en la capital ucraniana, informaron medios locales. Un abogado del partido señaló que se trataba de la Policía de fronteras. El partido denunció el acto como un secuestro.

Los seguidores de Saakashvili se pusieron de camino al aeropuerto de Boryspil en Kiev para ayudarlo a evitar su expulsión. “Bloquearemos las carreteras”, escribió una seguidora en Facebook. También llamaron a organizar acciones en el aeropuerto.

Pero era demasiado tarde: Saakashvili había sido introducido en un avión privado con destino a Polonia, informaron medios locales citando a fuentes del aeropuerto.

Saakashvili ya escapó en diciembre de una detención tras una operación de liberación espectacular de sus seguidores, que lo sacaron del vehículo de detenidos en el que había sido encerrado. Las autoridades decretaron después arresto domiciliario nocturno para el ex mandatario, que ya había vencido.