Río de Janeiro, 17 mar (dpa) – El ex futbolista y actual senador Romario lanzó hoy su precandidatura para gobernador del estado de Río de Janeiro, por el partido centrista Podemos.

«Puedo afirmarles que, pese a que no tengo la experiencia de muchos que andan por ahí, soy un hombre de carácter y cumplo lo que digo», anunció el político en un acto realizado en la ciudad de Río.

En el evento estuvieron presentes el senador Álvaro Dias, precandidato a la presidencia por el partido, y la diputada Renata Abreu, líder de la agrupación.

La candidatura de Romario llega en un momento complicado para él, ya que está siendo investigado por haber presuntamente ocultado un patrimonio millonario para evitar el pago de deudas que fueron reconocidas por la Justicia.

El ex jugador del Barcelona, de 52 años, enfrenta procesos judiciales a título personal o por parte de sus empresas por deudas con diferentes acreedores que suman 37 millones de reales (casi 11,5 millones de dólares).

Las autoridades brasileñas identificaron ya dos apartamentos, localizados en Barra de Tijuca, un acomodado barrio en Río, como propiedades del senador y deberán ser usados para amortizar parte de su deuda. Los inmuebles estaban registrados a nombre de terceros.

Después de su breve discurso, según informa el portal «O Globo», Romario salió por un ascensor lateral y no respondió preguntas de la prensa. Dias, sin embargo, dijo sobre la situación de su correligionario: «Todos saben que él fue un gran jugador de fútbol, debe haber ganado mucho dinero, pero todo declarado, según él. No hay ocultamiento de patrimonio, puede haber transferencias para la familia, eso es normal».

Romario fue uno de los mejores futbolistas de la historia de Brasil y ganó el Mundial de Estados Unidos 1994 con su selección, además de destacarse en clubes europeos como el PSV Eindhoven y Barcelona.

Su carrera política comenzó en 2009 y al año siguiente fue elegido diputado por el Partido Socialista Brasileño (PSB). En 2014 pasó a ocupar un escaño en el Senado y en 2017 se afilió a Podemos.