Pues en este artículo esperamos poder ayudarte a despejar tus dudas. Hay muchos factores que influyen en esta decisión: la duda de si vale la pena pagar lo mucho que cuestan, el miedo a que un comercio independiente pueda no ser de confianza, la inquietud de que un producto seminuevo lleve alguna tara o se rompa antes de tiempo…vamos a intentar hacer un repaso, siendo breves pero de ayuda. ¿Empezamos?

¿Debería comprar directamente de Apple?

Evidentemente, las tiendas oficiales disponen de productos Apple auténticos, y por regla general sus empleados suelen ser profesionales bien cualificados. Acudir a estas tiendas te garantiza que lo que compras es realmente lo que crees que es. Pero existen algunos inconvenientes.

El primero, el precio. ¿De verdad compensa pagar tanto? Bueno, en ocasiones sí, en ocasiones no. Y en todo caso, si podemos pagar menos por lo mismo, todos preferimos pagar menos.

Otro es el exceso de clientela. Que te atiendan en algunos comercios oficiales puede llegar a suponer una odisea en sí misma. Hay veces en que parece que estás pidiendo cita para un trasplante de corazón.

Por último, ten en cuenta que ser un gigante no garantiza ofrecer la mejor atención al cliente. No nos malinterpretes, como hemos dicho la inmensa mayor parte de su personal hace muy bien su trabajo. Pero no dejan de ser personas, por lo que hay de todo. Nada decepciona más que contratar un servicio de calidad a un precio elevado y en el momento de la verdad no recibir lo que te prometieron.

¿Son las tiendas independientes una buena alternativa?

Depende. La respuesta corta es que sí. La respuesta larga tiene un pequeño pero, y es que debes escoger tiendas de calidad. Las hay, muchas y excelentes, pero hay que saber buscarlas. De todos modos la cuestión es simple: tu tienda de electrónica de confianza lo será también al vender productos Apple.

Hay tiendas independientes que ofrecen un servicio impecable, con empleados perfectamente formados y orientados a ayudar al cliente. Esas son las dignas de confianza.

Algo positivo es que suelen estar menos llenas de gente, por lo que no tendrás que esperar durante horas para que te atiendan. Además suele haber una mayor cercanía, lo que a menudo enriquece la atención recibida.

Sin lugar a dudas, merece la pena adquirir productos Apple en tiendas independientes, tanto nuevos como seminuevos. El precio es más económico, y los comercios fiables ofrecen tanta calidad y garantías como pueden hacerlo las tiendas oficiales, incluso con algunas ventajas.