Managua, 23 mar (dpa) – Dos mujeres campesinas fueron torturadas y quemadas vivas en una localidad del norte de Nicaragua por un caso de deudas, informó hoy la Policía al presentar a dos autores confesos del crimen.

El subdirector general de la Policía, Fancisco Díaz, dijo que Jamileth Ávila, de 36 años, y su nuera Zeyling Zamora, de 17, fueron asesinadas el pasado 19 de marzo en una comarca de Jalapa, Nueva Segovia (norte), por un sicario que ya fue detenido.

El otro arrestado es el hombre que contrató al sicario y que debía el equivalente a 3.500 dólares al esposo de Jamileth Avila, deuda que no quería pagar.

Díaz indicó que el sicario tenía la misión de asesinar a toda la familia. Disparó con un revólver a las mujeres, robó dinero y objetos de valor de la casa y posteriormente quemó la vivienda. Las mujeres resultaron heridas por los balazos y murieron calcinadas.

Según la Policía, el autor material confeso tiene antecedentes de asesinato, asalto a mano armada y violación. Las autoridades investigan posibles nexos con el crimen organizado, señaló el jefe policial.