Ciudad de México, 8 mar (dpa) – Episodios poco conocidos de la vida del muralista mexicano Diego Rivera, como detalles de su segundo viaje a la Unión Soviéta para intentar curarse del cáncer, son revelados en el libro “Mi vida con Diego. Emma Hurtado, viuda de Diego Rivera”, presentado la noche del jueves en Ciudad de México.

El Museo Mural Diego Rivera, ubicado en el Centro de la Ciudad de México, fue el escenario para la presentación de este libro que, entre otras cosas, también reivindica la figura de Emma Hurtado, su cuarta y última esposa, como una de las principales administradoras y promotoras de la obra del pintor.

Hurtado fue quien le facilitó su deseo de fundar el museo que alberga su colección de arte prehispánico, el Museo Anahuacalli, que se encuentra en el sur de la capital mexicana.

El arquitecto Juan Hurtado, sobrino de Emma, relató que tras la muerte de Rivera, en 1957, su tía comenzó a escribir sus memorias, desde que era niña hasta el regreso de su viaje con Diego por la URSS, Polonia, Checoslovaquia y Alemania oriental. Antes de su fallecimiento, en junio de 1974, ella le pidió que las publicara.

“Me tardé un poco en publicarlo, pero ahora todos podrán conocer esta parte inédita de Diego y revalorar el trabajo de esta mujer tan valiosa que fue mi tía, porque era una enamorada de México que promovió el arte y el turismo en el país”, señaló a dpa.

El muralista mexicano tuvo cuatro esposas: Angelina Beloff, Guadalupe Marín, Frida Kahlo y Emma Hurtado, con quien se casó en 1955, a un año de la muerte de Kahlo, quizás su más célebre y conocida pareja.

“Mi labor fue anexar fotografías y documentos para que todo lo que mi tía mencionaba tuviera un respaldo documental. Es muy importante porque revela pasajes muy íntimos de los últimos años de vida de Diego Rivera, pues ella fue su confidente, su ayudante, su administradora y su esposa”, manifiesta.

Luis Rius Caso, director del Museo Mural Diego Rivera, consideró que “Mi vida con Diego. Emma Hurtado, viuda de Diego Rivera” (Editorial Parmenia) constituye una “lectura obligada” porque forma parte de una reconstrucción de la memoria mexicana y del arte, con fotografías inéditas y testimonios que pintan Rivera abajo del pedestal, como un ser de carne y hueso.

Emma Hurtado fue una empresaria que, entre otras cosas, fundó la primera revista turística en México: “This Week”. También publicó un libro de arqueología titulado “México Prehispánico” y fundó una galería de arte, donde promovió la obra de Rivera.