Moscú, 20 feb (dpa) – Unos 20.000 ciudadanos de países que pertenecieron a la extinta Unión Soviética (URSS) son sospechosos de haberse unido a grupos terroristas y extremistas, según informaron hoy expertos de la Comunidad de Estados Independientes (CEI).

Sobre todo la milicia terrorista Estado Islámico (EI) utiliza cada vez más a lobos solitarios, explicó Andrei Novikov, director del Centro Antiterrorista de la CEI, que agrupo a diez ex repúblicas soviéticas.

Tras sufrir graves pérdidas en Siria e Irak, el EI forma hora a nuevos combatientes en Afganistán y Pakistán, indicó Novikov, citado por la agencia Tass, durante una conferencia antiterrorista cerca de Moscú.

En Rusia se producen cada vez más atentados terroristas reivindicados por el EI. El pasado fin de semana, un hombre mató a cinco mujeres a la salida de una misa ortodoxa en la volátil región caucasiana de Daguestán. El ataque fue reivindicado el lunes por el EI y las autoridades rusas no descartan un trasfondo terrorista.