Berlín, 10 mar (dpa) – El actor estadounidense Peter Sarsgaard rechazaría volver a trabajar con el cineasta Woody Allen después de haber escuchado las denuncias de su hija adoptiva Dylan Farrow, que volvió a acusar a principios de año al cineasta de haber abusado sexualmente de ella cuando era pequeña.

“Cuando uno puede trabajar con uno de sus héroes, le gusta creer en él. Sigo creyendo que es un gran artista, pero no trabajaría de nuevo con él”, declaró el artista de 47 años en una entrevista publicada hoy en el diario regional alemán “Neue Osnabrücker Zeitung”. Sarsgaard trabajó con Allen en la película “Blue Jasmine”, en 2013.

Dylan Farrow escribió una carta al diario “The New York Times”, en 2014, donde acusaba a Allen de haber abusado de ella en el ático donde vivían en 1992 cuando ella tenía siete años.

El famoso director siempre ha negado las acusaciones. Las autoridades investigaron entonces el caso, pero no se presentó acusación alguna. A principios de año, Farrow concedió una entrevista a la cadena estadounidense CBS en la que relató su experiencia como víctima de abusos.

Ante la posibilidad de que Allen sea inocente, Sarsgaard contestó: “Si le digo la verdad, no lo sé. Pero estamos en un punto en el que hay que mandar una señal”, indicó en un momento en el que el movimiento de denuncia de abusos sexuales #MeToo ha sacudido la industria cinematográfica.