Mayoría de alemanes no ve a socialemócratas listos para gobernar

0
12

Hamburgo/Berlín, 11 feb (dpa) – La mayoría de los alemanes considera que el Partido Socialdemócrata (SPD) no está preparado para gobernar, según reveló hoy un sondeo encargado por el portal de noticias “t-online.de” al Instituto Civey.

A pesar de que el Partido Socialdemócrata (SPD) se hará cargo previsiblemente de los ministerios de mayor peso en el futuro Gobierno de Alemania, el 67,1 por ciento de los ciudadanos del país se muestra escéptico en torno a la asunción de poder por parte de la formación, mientras que un 25,6 por ciento lo vería con buenos ojos.

La encuesta se ha publicado el mismo día en que el partido avanzó que esperará a marzo para desvelar el nombre de los miembros que ocuparán cargos ministeriales en el futuro Gobierno de coalición, en aras de calmar los ánimos tras el terremoto político vivido en la formación en los últimos días.

“Le recomiendo a mi partido que las decisiones sobre cargos se tomen después de la consulta que haremos a las bases”, dijo hoy el secretario general del SPD, Lars Klingbeil, en declaraciones a dpa.

De acuerdo con Klingbeil, la identidad de los ministros del SPD se dará a conocer una vez que los más de 460.000 militantes de la formación hayan votado en un referéndum vinculante el acuerdo de Gobierno sellado con los conservadores de Angela Merkel, que pondría fin a los más de cuatro meses de incertidumbre política en Alemania.

Con este proceder, la cúpula socialdemócrata quiere evitar que la publicación de nombres pueda poner en peligro el beneplácito de las bases del partido al pacto de gran coalición.

En definitiva, el SPD busca impedir que se repita el episodio vivido esta semana, cuando el presidente del partido, Martin Schulz, se vio forzado a renunciar a su intención de ocupar el puesto de ministro de Exteriores en el futuro Ejecutivo debido a la presión interna.

A la espera de la votación, conservadores y socialdemócratas ya se han distribuido los ministerios. En el reparto acordado, los socialdemócratas salen muy bien parados y se hacen cargo del todopoderoso Ministerio de Finanzas, que en las últimas dos legislaturas fue dirigido con mano de hierro por Wolfgang Schäuble, correligionario de Merkel y artífice de la política de austeridad alemana.

Además, el SPD, con tan solo el 20,5 por ciento de los votos en las elecciones del pasado 24 de septiembre, su peor resultado histórico, asume otros departamentos clave como Exteriores, Justicia, Familia y Trabajo y Asuntos Sociales.

El próximo 17 de febrero, la cúpula socialdemócrata iniciará en Hamburgo una campaña para animar a sus bases a apoyar el pacto de Gobierno.

Desde el 20 de febrero al 2 de marzo, la militancia del Partido Socialdemócrata de Alemania está llamada a votar sobre el acuerdo de Gobierno cerrado el pasado miércoles entre el SPD y el bloque conservador. De contar con el apoyo mayoritario, Merkel se convertiría en canciller por cuarta vez consecutiva.

En caso negativo, el fantasma de nuevas elecciones volvería a planear sobre la potencia europea.