Madrid, 26 mar (dpa) – Otros seis políticos catalanes procesados por el plan independentista en la región se encuentran fuera de España. Cinco de ellos son objeto de órdenes europeas de detención como la que el domingo motivó el arresto en Alemania del ex presidente regional Carles Puigdemont. Los buscados por la Justicia española:

Toni Comín

El ex consejero (ministro regional) de Salud del Gobierno de Puigdemont se encuentra en Bélgica, adonde se desplazó hace cinco meses con el ex presidente regional. Son los únicos dos de los buscados que tienen aún acta de diputado en el Parlamento catalán. Filósofo de formación y nacido en 1971, Comín está procesado por rebelión y malversación, como Puigdemont.

Meritxell Serret

La política de 42 años, casi una desconocida hasta que se convirtió en la primera mujer en ocupar la Consejería de Agricultura de Cataluña, se encuentra también en Bélgica. Está procesada por desobediencia y malversación.

Lluís Puig

Los mismos cargos se imputan al ex consejero de Cultura, último de los tres que sigue también en Bruselas. El director artístico y músico de 58 años ganó el Premio Nacional de Danza en 1984.

Clara Ponsatí

La doctora en Economía de 61 años fue consejera de Enseñanza y está procesada por rebelión y malversación. Se desplazó a fines de octubre con Puigdemont a Bruselas, pero el 10 de marzo anunció que se había trasladado a Escocia, donde vive desde entonces.

Marta Rovira

La única que no integró el Gobierno de Puigdemont y la última en abandonar España. «Número dos» del partido Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), de 41 años, se trasladó sorpresivamente a Suiza el viernes pasado, eludiendo la cita que tenía ese día con el Tribunal Supremo. Está imputada por rebelión.

Anna Gabriel

La ex diputada del partido antisistema Candidatura de Unidad Popular (CUP), nacida en 1975, se marchó en febrero a Ginebra. Sin embargo, el juez del Supremo evitó pedir el viernes una orden de detención contra ella porque el cargo que se le imputa, desobediencia, es considerablemente menos grave que los de los otros procesados.