Erbil, 23 mar (dpa) – Las milicias kurdas planean retirarse de la ciudad iraquí de Sinjar, en el norte del país, después de que Turquía amenazara con lanzar una ofensiva en la zona, anunció hoy la Unión de Comunidades del Kurdistán (KCK).

En Sinjar viven sobre todo miembros de la minoría religiosa yazidí. Los combatientes kurdos expulsaron en 2015 a la milicia terrorista Estado Islámico (EI) de la ciudad y desde entonces controlan la región. El EI arrasó los montes de Sinjar en 2014 y asesinó o secuestró a miles de yazidíes.

Entonces, los combatientes intervinieron en Sinjar para evitar el genocidio de los yazidíes, según la KCK, que está considerada como el brazo civil del proscrito Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK). Puesto que ya se ha alcanzado ese objetivo, ahora se retirarán, explicó la Unión y añadió que el Gobierno iraquí ya ha tomado medidas para garantizar la seguridad de la minoría.

Después de tomar el control de la ciudad siria de Afrín, el Gobierno turco había amenazado con extender su ofensiva a los territorios controlados por kurdos en el norte de Irak.