El vicesecretario de Política Social y Sectorial del Partido Popular, Javier Maroto, ha criticado hoy la postura del Partido Nacionalista Vasco ante los Presupuestos Generales del Estado presentados el pasado martes por el Gobierno, porque están rechazando un incremento del 65% en las partidas dedicadas a la alta velocidad en Euskadi y una serie de medidas de gran calado social, con argumentos que muestran “que el PNV no es un partido que defiende a todos los vascos, sino a los independentistas vascos”.

“El PNV quiere votar no a unos Presupuestos con muchas medidas sociales, como una ayuda de 1000 euros a familias que tienen niños en edad de guardería, una paga adicional de 430 euros a jóvenes con contratos de formación o el incremento de los permisos de paternidad. Va a votar no a la alta velocidad de todos los vascos”, ha denunciado.

El dirigente popular ha lamentado que el PNV muestre una actitud contraria a los intereses de los ciudadanos vascos, cuando dice que en lo primero que piensan en la aplicación del artículo 155 como excusa para no apoyar las cuentas públicas en lugar de velar por los intereses del País Vasco.

Ante esta situación, Javier Maroto ha pedido un acto de responsabilidad al Partido Socialista de Pedro Sánchez para que “preste cinco votos al azar” a la hora de aprobar los PGE y se evite así el chantaje del PNV. Con esto, el PSOE ganaría puntos en responsabilidad y podrían hacer un duro discurso de oposición.

HARTAZGO DEL ESPECTÁCULO INDEPENDENTISTA

Durante una entrevista en Radio Nacional de España, el vicesecretario popular se ha referido a la situación en Cataluña, que no parece tener un candidato claro para presidir la Generalitat, y está llevando a la gente al aburrimiento y al hartazgo. “Es una pesadilla estar tantos meses refritando el mismo tema”, porque la gente está cansada de las actitudes de algunos y, al final, la herencia del procés es que hayan surgido grupúsculos de violencia.

Preguntado por una concentración que se produjo ayer en Berlín para pedir la puesta en libertad del ex presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, en la que se exhibieron banderas a favor de los presos de ETA mezcladas con banderas esteladas, Maroto ha explicado que es una muestra más de que el procés no ha aportado nada positivo y, además, “la gente está harta, cansada y aburrida” de la actitud de unos políticos independentistas irresponsables que están preocupados por cualquier cosa menos por gobernar para solucionar los problemas de los catalanes.

“El Gobierno se la jugó con el artículo 155; y lo hizo de forma consensuada con Ciudadanos y con el Partido Socialista”, ha destacado Maroto, al tiempo que ha destacado la responsabilidad con la que se hizo, porque “si Rajoy hubiera aplicado el 155 a golpe de encuestas estaríamos peor que con Zapatero”.

Sobre las informaciones relativas a la posible intervención de TV3 en el caso de que volvieran a convocarse elecciones en Cataluña, el dirigente popular ha recordado que el Gobierno del PP quería en un primer momento intervenir la televisión autonómica, porque no la consideraba imparcial, y que para lograr el apoyo del PSOE en la aplicación del 155 “exigió que eso desapareciese y no se interviniese”.

POSIBLE DISOLUCIÓN DE ETA

Respecto a la posibilidad de que la banda terrorista ETA anuncie próximamente su disolución definitiva, Javier Maroto ha destacado que espera que “cuando esa noticia suceda, no se le dedique ni un minuto, porque se merecen el olvido y solo cabe recordarlos para hacer un homenaje a las víctimas”, ha incidido.