Mosul, 18 mar (dpa) – Irak anunció hoy que reconstruirá la histórica mezquita de Al Nuri en Mosul, donde el líder de Estado Islámico (EI), Abu Bakr al Baghdadi, proclamó su califato en 2014 y destruida tres años después por la misma milicia terrorista al perder el control de su principal bastión en territorio iraquí.

La mezquita y su minarete, conocido con el nombre de Al Hadba, que eran unos de los principales distintivos de la Ciudad Vieja de Mosul, fueron dinamitados por el EI en junio de 2017 durante los enfrentamientos contra las fuerzas iraquíes por el control de la ciudad.

A principios de esta semana, Emiratos Árabes Unidos se ofreció para reconstruir este lugar histórico.

“Han comenzado los trabajos de retirada de escombros del lugar para reconstruir el minarete de Al Hadba y la Gran Mezquita, en la que se resguardaron los terroristas y en la que declararon su califato en junio de 2014”, dijo hoy el gobernador de Nínive, Nofel Hamadi.

El minarete de Al Hadba fue construido por Nur al Din Mahmoud Zangi, gobernador de Mosul y Alepo, en 1170. Tenía 65 metros de altura y 17 de diámetro.

La mezquita de Al Nuri, construida en 1172 y de 5.850 metros cuadrados, era la primera mezquita y la más antigua de la ciudad, la capital de la gobernación de Nínive.

El EI tomó el control de Mosul, la segunda ciudad más grande de Irak, a mediados de 2014 en una operación relámpago y la convirtió en su principal bastión en el país.

Irak declaró en diciembre de 2017 su victoria sobre el EI tras recuperar, con ayuda de una coalición liderada por Estados Unidos, el control de prácticamente todo el territorio ocupado por los extremistas entre 2014 y 2015.