Londres, 20 feb (dpa) – El Manchester United es uno de los clubes más temidos del fútbol mundial. Rico como pocos, plagado siempre de estrellas y con un estadio lleno de mística e historia. En los últimos años, sin embargo, perdió terreno en la Liga de Campeones.

Tanto, que mañana disputará ante el Sevilla en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán su primer partido de la fase del KO de la Champions en casi cuatro años. En la temporada 2014/2015 no se clasificó para competiciones europeas, en la siguiente cayó en la fase de grupos y en la 2016/2017 disputó la Liga Europa, un torneo que le acabaría dando el billete para la actual edición de la Champions.

“Estar en estas instancias es algo que se debería esperar de nosotros”, afirmó el capitán de los “Red Devils”, Michael Carrick. “Debería ser nuestro estándar. Deberíamos estar todos los años en esta competición y luchando por las últimas rondas. Es el lugar al que pertenecemos y deberíamos estar ahí año tras año”.

En la era de Alex Ferguson, que entrenó al equipo de Old Trafford entre 1986 y 2013, el United ganó dos títulos, llegó a otras dos finales y alcanzó las rondas eliminatorias en 15 ocasiones. Pero todo eso cambió desde que el escocés se retiró.

En la primera temporada “post-Ferguson”, el United de David Moyes llegó a los cuartos de final de la Champions, pero no pudieron clasificarse para el mayor torneo de clubes en los dos años siguientes.

Tras levantar la Liga Europa el año pasado, el United se aseguró el billete de regreso a la máxima categoría. Y en la fase de grupos demostró estar hambriento: cinco victorias en seis partidos, con 13 goles a favor y apenas dos en contra.

El extremo Ashley Young cree que no hay razones por las que el United no pueda regresar a sus días de gloria. “Por supuesto que podemos ganar la Champions”, señaló a la cadena Sky Sports.

“Uno no juega una competición para no ganarla. Es lo que vamos a intentar en cada uno de los partidos que disputemos”.

El United nunca se midió al Sevilla, que ganó tres ediciones de la Liga Europa consecutivas entre 2014 y 2016, y el técnico de los “Red Devils” afronta el duelo de ida con muchas incógnitas.

En principio, Phil Jones, Marcos Rojo, Marouane Fellaini y Zlatan Ibrahimovic no se recuperarán a tiempo de sus respectivas lesiones. Mienntras tanto, Marcus Rashford, Antonio Valencia y Ander Herrera deberían estar en forma tras descansar el sábado en el partido de Copa ante el Huddersfield.

Una de las grandes preguntas es qué hará Mourinho con Paul Pogba. El fichaje más caro de la historia del club se perdió el duelo del sábado aparentemente por una enfermedad, pero medios locales especularon con que fue un castigo de Mourninho. Al parecer, el luso no está contento con el rendimiento del francés.

Juegue quién juegue, lo importante para muchos es que el United está de vuelta en los grandes escenarios de la Liga de Campeones.

“La Champions League está de vuelta y hay un ambiente especial porque todos nosotros queremos hacerlo bien en esta competición”, indicó el español Juan Mata.

“Espero que podamos ver un gran partido de fútbol y que logremos un buen resultado pensando en el partido de vuelta en Oild Trafford con nuestros aficionados”, añadió el mediocampista.

Por Bob Bensch (dpa)