Donantes prometen 30.000 millones dólares para reconstruir Irak

Ciudad de Kuwait, 14 feb (dpa) – Los asistentes a la conferencia internacional de donantes que terminó hoy en Kuwait prometieron ayudas por un total de 30.000 millones de dólares para la reconstrucción de Irak tras años de lucha contra la milicia terrorista Estado Islámico (EI).

Así lo informó hoy el ministro de Exteriores kuwaití, Sabah al Khaled, al finalizar la conferencia de tres días que reunió a representantes de países, empresas y ONG.

Sin embargo, la cifra queda lejos de los 88.000 millones de dólares (71.000 millones de euros) que el país necesita, según cálculos del Banco Mundial (BM) y del propio Irak, cuya infraestructura está casi totalmente destruida. Ciudades enteras quedaron destruidas y despobladas por la invasión del EI y el combate contra la milicia.

Entre los mayores donantes de las ayudas anunciadas hoy -en su mayoría en forma de crédito e inversiones- se encuentra Turquía, que prometió 5.000 millones de dólares (unos 4.000 millones de euros), informó el ministro de Exteriores, Mevlüt Cavusoglu.

El país vecino y anfitrión prometió ayudas por 2.000 millones de euros. “La estabilidad de Irak es parte consustancial de la seguridad y estabilidad de Kuwait y de la región”, afirmó el jeque kuwaití Sabah.

Arabia Saudí prometió 1.500 millones de dólares, que se suman a los 1.000 millones que pondrá a disposición Qatar, informaron hoy los dos gobiernos.

Por su parte, la Unión Europea (UE) ofreció 400 millones de euros en ayuda humanitaria para la estabilización del país, informó la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini.

Alemania anunció 350 millones de euros en ayuda al país este año, principalmente en forma de asistencia de emergencia y reconstrucción de infraestructuras, dijo el ministro de Cooperación Internacional, Gerd Müller, a dpa.

El Banco Mundial firmó dos proyectos por valor de 510 millones de dólares para ayudar a mejorar las condiciones de vida de los iraquíes, el suministro de agua y crear empleo, mientras el Banco Islámico de Desarrollo, con sede en Arabia Saudí, prometió 500 millones para rehabilitar infraestructura.

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, llamó hoy a la comunidad internacional a implicarse más en la reconstrucción del país. Los iraquíes quieren construir un nuevo país y necesitan ayuda para lograrlo, subrayó.

En los más de tres años de lucha contra los extremistas quedó destruida gran parte de la infraestructura sobre todo en el norte y oeste del país, como carreteras, hospitales y escuelas. Además, unos 2,5 millones de desplazados no pueden volver a sus viviendas.

El primer ministro iraquí, Haidar al Abadi, señaló que la conferencia pretende ser el comienzo de un resurgir del país. “Queremos reforzar la idea de que Irán debe ser un puente de encuentro y no un campo de batalla”, dijo Al Abadi. Al mismo tiempo insistió en que su Gobierno no dejará de luchar contra la corrupción, uno de los motivos del reforzamiento del terrorismo.

Irak es en realidad un país rico, que cuenta con grandes reservas de petróleo. Pero los bajos precios de la materia prima y la extendida corrupción están dificultando la reconstrucción del país, que ocupa el lugar 116 de 176 en el índice anticorrupción de la organización Transparencia Internacional.

Kuwait acogió este encuentro después de que sus relaciones con Irak mejoraran en los últimos años, tras ser víctima de una invasión del país vecino liderada por Sadam Husein en 2003.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies