(dpa) – En un momento en el que conservadores y socialdemócratas alemanes mantienen conversaciones para intentar formar un Gobierno de coalición, el partido La Izquierda exigió hoy al futuro Ejecutivo un mayor compromiso en la lucha contra la pobreza infantil, que afecta a casi dos millones de niños en el país.

“El número de niños al borde de la pobreza aumentó notablemente en los últimos años en Alemania”, lamentó la diputada de la formación postcomunista Sabine Zimmermann.

“Si en el año 2006 había 1,5 millones de menores de 16 años amenazados por la pobreza, diez años después hay cerca de 1,8 millones”, agregó la parlamentaria.

Según datos de la Oficina Europea de Estadísticas, Eurostat, el mayor número de niños al borde de la pobreza se registró en el año 2010, con casi dos millones.

En Alemania se considera que un menor se encuentra amenazado por la pobreza cuando vive en una casa en la que entran ingresos inferiores al 60 por ciento de los ingresos medios por hogar del país o cuando recibe ayudas de subsistencia básica por parte del Estado.

Para una persona soltera, el nivel que delimita la pobreza se situó en Alemania en 2016 en los 1.064 euros netos mensuales (1.275 dólares), mientras que para una pareja con dos hijos menores de 14 años serían 2.234 euros (2.680 dólares).

En términos porcentuales, la pobreza entre menores de 16 años ascendió en el país del 12 por ciento en 2006 al 14,9 por ciento en 2016.

Zimmermann calificó de “vergonzoso” que una de las economías más ricas del mundo cuente con tantos niños afectados por la pobreza. “En vez de crecer libres de preocupaciones, tienen que vivir con carencias”, señaló la diputada en declaraciones a la agencia dpa.

La parlamentaria, también vicepresidenta del grupo parlamentario de La Izquierda, conminó al futuro Gobierno de Alemania a trabajar en un plan de lucha contra la pobreza. “Las ayudas sociales deben evitar la pobreza y posibilitar la participación social”, recalcó.

En su opinión, para acabar con la pobreza infantil es crucial incrementar los salarios de baja remuneración que cobran los padres de estos menores.

Tras más de tres meses sin Gobierno, la canciller Angela Merkel mantiene en la actualidad conversaciones con el Partido Socialdemócrata (SPD) para intentar reeditar la gran coalición de la última legislatura y poner fin a la gran crisis política que afecta al país.

Nunca antes Alemania había contado durante tanto tiempo con un Gabinete en funciones.