La directora general de Turismo, Marisa Romero, se reunió con los representantes del Bajo Aragón para evaluar el Plan de Dinamización Turística del Bajo Aragón que se inició en 2014 y que termina en este 2017 y que ha contado con una inversión total de 1.000.000 euros. En este Plan está involucrado el Gobierno de Aragón, la comarca de Bajo Aragón y la Asociación de Turismo Bajo Aragón.

En la reunión de evaluación se ha hecho un balance positivo del Plan de Dinamización que, entre otros objetivos, tenía la creación de empleo, la concienciación sobre el potencial turístico en el desarrollo económico, la adecuación y mejora de espacios públicos con potencialidad turística, la creación y promoción de nuevos productos turísticos propios de la zona y la colaboración público-privada para obtener objetivos comunes.

Entre las intervenciones se pueden destacar: el acondicionamiento de senderos, pedestres y ciclistas, algunos tan emblemáticos como el Monte Tolocha, la Tarayola o el ‘barranc fondo’; la creación de áreas de descanso y la incorporación de elementos artísticos en las entradas al Bajo Aragón y travesías; la rehabilitación de edificios tradicionales, como fuentes, ermitas y lavaderos en la mayoría de los municipios de la comarca, el mantenimiento y mejora de las neveras; la instalación y montaje de observatorio de aves que fue el germen para la potenciación del turismo de naturaleza con el birding como elemento innovador; la colocación de las señales de Rutas Moteras, y desarrollo del club de producto que lleva su nombre, la limpieza y mantenimiento de las estructuras medievales de Alcañiz, que se encuentran detrás de la excolegiata.

Marisa Romero, directora general de Turismo, ha destacado la creación de las rutas moteras como producto de desarrollo turístico “que lleva aparejado la instalación de nuevos negocios de hostelería y servicios”. Para Marisa Romero, ha sido un acierto la creación de un producto turístico diferente y concreto que tiene mucha relación con la tradición “del motor” de la comarca y que sirve para atraer a un público muy concreto que busca unas rutas específicas para desarrollar su afición.

Además, para la directora general, en la comarca se ha apostado también por productos que están muy en la línea de las políticas de turismo que se están desarrollando. La creación de 9 senderos en la zona, 5 de ellos para BTT, son un ejemplo de este tipo de iniciativas. Marisa Romero ha destacado también que “en este Plan de Dinamización se ha apostado por la recuperación de los espacios naturales y por el impulso a la gastronomía a través, principalmente, de las Denominaciones de Origen de la zona”. En este sentido ha recordado que desde el Gobierno de Aragón se está desarrollando una importante labor de promoción para el impulso de la gastronomía como elemento transversal en materia turística.