Roma, 21 mar (dpa) – Tras la retención de un barco de la ONG española Proactiva Open Arms en Italia, las organizaciones humanitarias se encuentran preocupadas por los rescates que salvan vidas en el Mediterráneo.

El barco “Aquarius” de Médicos sin Fronteras (MSF) y SOS Méditerranée es actualmente la única embarcación civil de rescate a disposición ante las costas libias, informó hoy SOS Méditerranée.

El barco usado por Open Arms para rescatar a inmigrantes en el Mediterráneo fue retenido de forma preventiva el domingo tras atracar en Pozzallo, en Sicilia. Así lo ordenó un fiscal que acusó además a tres tripulantes de la ONG de asociación criminal para fomentar la inmigración ilegal por desobedecer a los guardiacostas libios.

“Los más recientes acontecimientos en torno a Open Arms son extremadamente preocupantes y solamente conducirán a más muertos en el Mediterráneo central”, explicó SOS Méditerranée.

Además, precisó, los migrantes son enviados cada vez más frecuentemente al “infierno libio” del que justamente intentan escapar.

Desde que Italia cerró un pacto migratorio con la convulsionada Libia, cada vez menos migrantes llegan a las costas italianas y son retenidos en la nación africana. Pero allí los amenazan la tortura y campamentos con condiciones inhumanas.