Asturias impulsa el papel de los farmacéuticos en los equipos asistenciales

0
8

La Consejería de Sanidad potenciará la figura de los farmacéuticos dentro de los equipos multidisciplinares de atención al paciente, con el fin de mejorar la calidad del cuidado sanitario y sus resultados. Con este fin se ha programado hoy en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) la jornada Integración del farmacéutico hospitalario en las unidades clínicas que ha inaugurado el consejero de Sanidad, Francisco del Busto.

El objetivo de la iniciativa es identificar el valor que aportan estos profesionales en los equipos y también sus responsabilidades, tanto a nivel asistencial como docente e investigador-innovador. Para lograrlo, se contará con la opinión de los médicos, que definirán el apoyo que requieren de los farmacéuticos para mejorar su práctica clínica. Además, se tomará como referencia la experiencia de Estados Unidos, donde los profesionales de farmacia ya están integrados en estos grupos.

El consejero de Sanidad ha asegurado que la atención a los problemas de salud, especialmente aquellos más complejos, que requieren del conocimiento de diversos especialistas y del manejo de nuevas terapias, “demanda cada vez más un intercambio de saber y experiencias entre integrantes de amplios equipos multidisciplinares”. “Ese es el camino en el que debemos avanzar, contando con los mejores especialistas de la atención farmacéutica, profesionales que añaden valor al proceso asistencial y que promueven la utilización efectiva, segura y eficiente de los medicamentos en un marco de asistencia integral y continua”, ha subrayado.

Avances en el HUCA

En ese contexto se ha convocado la jornada de hoy, que tiene por finalidad avanzar en esa línea de atención al paciente para consolidar una Unidad de Gestión Clínica de Farmacia excelente y con mayor presencia de farmacéuticos dentro de los equipos asistenciales.

El HUCA lleva ya meses dando pasos en este sentido. Así, se ha aumentado la dotación de profesionales con un farmacéutico más para la atención a los pacientes con patologías complejas de dispensación hospitalaria que recogen su medicación en el propio centro. Además, se aspira a incorporar a otro más en la validación y monitorización de los tratamientos de los hospitales de día.

Actualmente, todos los tratamientos que reciben los pacientes hospitalizados son revisados por farmacéuticos especialistas y se avanzará en esta línea para que los enfermos que acuden a los servicios de urgencias dispongan también de un profesional que asegure el medicamento correcto, en el momento oportuno y en una dosis adecuada. La labor también pasará por asesorar al resto del equipo para conseguir el mejor tratamiento para cada usuario. Asimismo, a partir de este año se incorporará la rotación de un residente de farmacia hospitalaria a este servicio.

A petición de los propios profesionales de las unidades de cuidados intensivos (UCI), el sistema se extenderá paulatinamente a estas áreas, que llegarán a contar con un farmacéutico de plantilla. El objetivo final es que el paciente, cuando llega al hospital, cuente con un farmacéutico de referencia, igual que ahora tiene a su médico o a su enfermera.