Alemania aboga por retomar el diálogo estratégico con Turquía

0
17

(dpa) – El ministro de Exteriores alemán, Sigmar Gabriel, y su homólogo turco, Mevlüt Cavusoglu, se mostraron hoy a favor de fortalecer de nuevo la cooperación entre Berlín y Ankara después de meses de tensiones entre los dos países.

La intención es recomendar que los ministros de Economía vuelvan a convocar un encuentro de la comisión económica turco-alemana, así como la reactivación del diálogo estratégico entre los ministros de Exteriores, declaró Gabriel durante su encuentro hoy con su par turco en Goslar, en el centro de Alemania.

El jefe de la diplomacia alemana recibió a Cavusoglu en su casa privada en esa ciudad.

Ante la pregunta de si en el encuentro se trató también el caso del corresponsal turco-alemán del diario germano “Die Welt” Deniz Yücel encarcelado en Turquía, Gabriel contestó en presencia de Cavusoglu: “De eso pueden estar seguros”.

Sin embargo, Gabriel rechazó haber condicionado la reanudación de las exportaciones alemanas de armamento a Turquía a la solución de ese caso: “No he unido las dos cosas en absoluto”, dijo.

Sin embargo, quiere en los próximos días el Gobierno alemán debata el envío de equipo de protección antiminas para los soldados turcos que luchan contra la milicia terrorista Estado Islámico (EI).

Por su parte, Cavusoglu calificó a Gabriel de amigo. “Sí, ha habido problemas, también tensiones e incluso escaladas (de tensión)”, reconoció el ministro de Exteriores turco. Gabriel y él son ministros de Exteriores de dos países “que son orgullosos” y no reaccionan a la presión, indicó.

En el marco del encuentro, un grupo de personas se manifestó para pedir la “libertad para todos los presos políticos en Turquía”. Mientras, otro grupo de manifestantes de origen turco vitoreó a Cavusoglu.

El ministro turco recibió a Gabriel el pasado noviembre en Antalya.

Las relaciones entre Alemania y Turquía son tensas desde mediados de 2016, cuando el Parlamento en Berlín aprobó una resolución que calificaba como genocidio la masacre sufrida por los armenios cien años atrás en el Imperio otomano, causando gran irritación en el Ankara.

La marcada deriva autocrática e islamista de la que es acusado el presidente Recep Tayyip Erdogan desde que tuvo lugar el intento de golpe de Estado en Turquía en julio de 2016 y las continuas encarcelaciones de alemanes en el país del Bósforo tampoco han ayudado a limar asperezas en los últimos meses.

Alemania y Turquía han mantenido tradicionalmente unas buenas relaciones bilaterales. En la potencia europea viven casi tres millones de personas de origen turco, siendo la comunidad de migrantes más numerosa que existe en el país.