Buenos Aires, 20 mar (dpa) – La reunión de ministros de Finanzas y presidentes de bancos centrales del G20 dejó una serie de coincidencias y desafíos a resolver con miras a los futuros encuentros que tendrá el bloque hasta la Cumbre de Jefes de Estado de fin de año en Buenos Aires.

El primer encuentro de alto nivel del G20 bajo la presidencia argentina contó ayer y hoy con 22 ministros, 17 directores de bancos centrales y los titulares de diez organismos multilaterales en el Centro de Exposiciones y Convenciones porteño.

Tras dos jornadas de debate, el G20 hizo público un comunicado con retos que deberán abordarse a futuro.

AFRONTAR LOS IMPEDIMENTOS AL CRECIMIENTO ESTRUCTURAL

Los asistentes a la reunión en Buenos Aires advirtieron la necesidad de «abordar los impedimentos al crecimiento estructural» de la economía global, porque «las vulnerabilidades financieras» que pueden surgir de una inacción podrían derivar en «un aumento de las tensiones económicas y geopolíticas».

ASEGURAR QUE LOS BENEFICIOS TECNOLÓGICOS SEAN COMUNES

Los ministros coincidieron en que el G20 brinde «respuestas políticas, que incluyan la cooperación internacional, para garantizar y asegurar que los beneficios» de los avances tecnológicos «sean compartidos por todos» y dejen como resultado «oportunidades económicas inmensas, tales como nuevas formas de hacer negocios, industrias, mejores empleos, un mayor crecimiento del PBI y mejoras en los estándares de vida».

LA INFRAESTRUCTURA COMO HERRAMIENTA PARA IMPULSAR LA PRODUCTIVIDAD

En tal sentido, dijeron que la infraestructura debe «impulsar la productividad, mejorar la conectividad, sostener un crecimiento inclusivo y brindar a los ciudadanos el acceso físico y digital a la nueva economía». Sin embargo, los asistentes afirmaron que «existe una brecha persistente de financiamiento público» y por ese motivo es clave «movilizar capital privado adicional para satisfacer las necesidades globales».

ADVERTENCIA ACERCA DEL AUMENTO DE LOS NIVELES DE DEUDA

El debate que se extendió durante dos días en Buenos Aires advirtió que el aumento de los niveles de deuda en los países de bajos ingresos generó «preocupaciones sobre las vulnerabilidades» en esas economías. «Abogamos por una mayor transparencia, tanto del lado de los deudores como de los acreedores», indicaron los ministros.

UN SISTEMA FINANCIERO GLOBAL EN FUNCIÓN DEL CRECIMIENTO

La reunión coincidió que el sistema financiero global «debe permanecer abierto, resiliente y apoyando el crecimiento» de la economía. El foro, en tanto, debe monitorear «cuidadosamente» y abordar, en caso de ser necesario, «los riesgos emergentes y las vulnerabilidades en el sistema financiero».

INTENSIFICAR LA LUCHA CONTRA EL TERRORISMO

Los 19 países miembros del G20 y la Unión Europea se comprometieron a «intensificar» la lucha contra el financiamiento del terrorismo y el lavado de activos. Además, instaron a que en todo el mundo se implementen los estándares del GAFI, el Grupo de Acción Financiera Internacional que promueve el desarrollo de políticas en tal sentido, «para fortalecer aún más su base institucional, gobernabilidad y capacidad».

Por Gabriel Tuñez (dpa)