El Cairo/Estambul, 17 mar (dpa) – Al menos 200.000 personas abandonaron sus hogares esta semana en la ciudad kurda de Afrin, en el noroeste de Siria, mientras el Ejército turco y sus aliados sirios recrudecen su ofensiva, informó hoy el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

Los habitantes de la capital del enclave homónimo en manos kurdas están huyendo hacia zonas seguras de la provincia de Alepo, en el norte del país, informó la institución con sede en Londres y que basa sus informaciones en una red de activistas sobre el terreno.

Sin embargo, allí las fuerzas sirias les impiden entrar en la ciudad de Alepo, bajo control de las fuerzas del Gobierno, señalaron los activistas, sin que Damasco haya confirmado esa información.

La mayoría de los desplazados se encuentran en situación humanitaria «catastrófica» y les falta lo más básico, según el Observatorio.

Turquía lanzó el 20 de enero junto a sus aliados opositores sirios una operación a gran escala contra las milicias kurdo sirias Unidades de Protección Popular (YPG) en Afrin, cerca de la frontera con Turquía. Ankara considera a las YPG una organización terrorista por su vinculación con los insurgentes kurdos de su país, el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

Esta semana Turquía recrudeció sus bombardeos aéreos y ataques de artillería contra la zona kurda, dejando numerosos civiles muertos. Al menos 11 murieron hoy en un ataque aéreo cuando intentaban salir dela ciudad, según el Observatorio.

El viernes habrían muerto 16, entre ellos dos mujeres embarazadas, en un bombardeo contra el hospital de la ciudad, según el Observatorio, una información que negó Ankara. El Ejército turco publicó fotos de drones que asegura muestran que el hospital no se vio afectado, e insistió en un tuit en que la ofensiva no daña a civiles e inocentes.

Sin embargo, fuentes como la agencia de noticias Firat, cercana a las autoridades kurdas, aseguran que el video muestra un edificio que no es el hospital y asegura que éste si se vio dañado. Una fuente médica dijo a dpa el viernes que los ataques turcos habían alcanzado el único hospital de la ciudad, matado a al menos 16 personas y herido a decenas.